saltar al contenido principal

Peter Simonischek deslumbró al mismísimo Jack Nicholson, que interpretará su papel de padre extravagante en la versión americana de “Toni Erdmann”.

Ahora, protagonizará un film con un grande del cine europeo, el checo Jirí Menzel, ganador del Oscar al film extranjero como director de Trenes rigurosamente vigilados, que también ejerce como actor. Ambos encabezan el cartel de The Interpreter, el nuevo trabajo de Martin Sulík (Gypsy), que también coescribe el guión.

El film aborda la sombra del nacionalsocialismo del pasado, a través de la historia de dos octogenarios. Menzel será Ali, judío eslovaco que busca al asesino de sus padres, oficial austríaco de las SS. Como éste ya ha fallecido, sólo encuentra a su hijo, Georg (papel reservado para Simonischek), antiguo profesor con problemas con el alcohol.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine