saltar al contenido principal

Dos días después del artículo de The New York Times que destapaba los acosos sexuales continuos llevados a cabo por el productor Harvey Weinstein, la revista New Yorker ha publicado otro texto, aún más duro, firmado por Ronan Farrow, hijo de Woody Allen y Mia Farrow (y por tanto nieto del realizador John Farrow y la actriz Maureen O’Sullivan, caray).

Farrow, de 29 años, activista, abogado, locutor de NBC y ex asesor del gobierno estadounidense, afirma que se ha documentado para su pieza, "From Agressive Overtures To Sexual Assault", durante diez meses. En este tiempo habló con tres mujeres que afirman que el magnate las forzó para realizar actos sexuales.

La primera, una ex aspirante a actriz llamada Lucia Evans, le dijo que en 2004, antes de comenzar su último año de universidad, Harvey Weinstein la obligó a practicarle una felación. “Lo más horrible es que como sabes que ha sido capaz de hacer eso durante mucho tiempo a tantas mujeres, todas nos damos por vencidas, e incluso llegamos a sentirnos culpables”.

Otra joven, que no ha querido identificarse, desvela que acudió a su habitación de hotel, para una supuesta reunión de trabajo. Weinstein la recibió en albornoz y se propasó con ella muy violentamente. A pesar de lo sucedido, mantuvo la relación profesional con él. “Estaba en una posición vulnerable y necesitaba el trabajo”, explica. “Esto sólo aumentó la vergüenza y la culpa”.

Por último, la actriz y realizadora italiana Asia Argento, hija del especialista en terror Dario Argento, describe un espeluznante incidente acontecido antes de protagonizar el drama criminal B. Monkey, distribuido por Miramax, compañía entonces regentada por Weinstein. Éste le envió a unos empleados supuestamente para que le llevaran al Hotel du Cap, en la Riviera Francesa, pero en realidad acabó en una suite donde sólo estaba el productor.

Aparte de este trío de espantosos testimonios, Farrow describe sus conversaciones con 16 empleados actuales y antiguos de The Weinstein Company, que han presenciado o han tenido conocimiento de comportamientos irregulares de su jefe. También ha hablado con Mira Sorvino, presente en Mimic y Beautiful Girls, de Miramax. Aclara que en 1995 fue hostigada, pues la persiguió en una ocasión, y posteriormente se presentó a medianoche en su apartamento.

Tras la publicación, un representante legal del aludido mandó un comunicado a New Yorker. “Cualquier denuncia de sexo no consentido es negada inequívocamente por el Sr. Weinstein. Éste ha confirmado además que nunca hubo actos de represalia contra ninguna mujer por haber rechazado sus anticipos. Evidentemente, el Sr. Weinstein no puede hablar de acusaciones anónimas, pero con respecto a las mujeres que se identifican, cree que todas las relaciones de las que hablan fueron consentidas”.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto