saltar al contenido principal

 

En una lección de sinceridad que muchos otros deberían imitar en Hollywood, Quentin Tarantino admite que desde hace décadas estaba al tanto de la inapropiada conducta del productor Harvey Weinstein, con el que trabaja desde “Pulp Fiction”.

En una entrevista para The New York Times, afirma que “sabía lo suficiente como para haber hecho más de lo que hice”. Afirma que su ex novia, Mira Sorvino, le habló de que había sido víctima, así como otra actriz a la que no nombra, que le contó una historia muy similar años después. También conocía que Rose McGowan había llegado a un acuerdo económico para no ir a juicio, en 1997, tras un desgraciado incidente durante el Festival de Cine de Sundance, cuando ella tenía 23 años.

“Ojalá hubiera asumido la responsabilidad de lo que había oído”, explica Quentin Tarantino. "Había algo más que los tradicionales rumores y los chismes habituales. No era información de segunda mano".

Hace unos días, el realizador había afirmado que se sentía "desolado" por las revelaciones que habían salido a la luz sobre Harvey Weinstein, quien ha sido su "amigo durante 25 años". "Necesito un par de días para procesar mi dolor, mis emociones, mi enfado y mis recuerdos y hablaré públicamente sobre lo ocurrido".

 

 

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto