saltar al contenido principal

Tom Hanks, una de las voces más respetadas de Hollywood, al que se puede considerar un auténtico portavoz de la industria, ha declarado que no hay vuelta atrás después de las acusaciones contra Harvey Weinstein.

“Estamos en un momento decisivo, supondrá un cambio radical”, comentó a la BBC. “Su apellido se convertirá en un apodo para identificar el antes y el después”. Comenta también que no se siente cómplice, ya que “el mundo del cine no es el único lugar donde ocurre el acoso sexual. Sería demasiado simplista decir eso. En cualquier lugar donde haya hombres en el poder, estarán esos tipos que son depredadores sexuales, y que se aprovechan de las mujeres que trabajan por debajo. Y continúa en la comunidad homosexual también”.

También habló de posibles soluciones. “Tenemos que escuchar a todos los que han sido víctimas, y las personas que están arriba deben buscar remedios. Creo que debería existir un código deontológico en todos los comedores de cada empresa del planeta, que especifique el comportamiento que se espera de usted como empleado. Se le preguntó también a Tom Hanks si las mujeres deberían estar representadas en las juntas directivas de las compañías. “No se debería prestar atención a ningún género, debería ser una meritocracia”.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto