saltar al contenido principal

Woody Allen ha roto el silencio después de que hayan salido de nuevo a la palestra las acusaciones de abuso sexual vertidas sobre él por Dylan Farrow, su hija adoptiva. Rebecca Hall y Timothée Chalamet han donado a organizaciones sin ánimo de lucro el salario recibido por participar en su último film.

En un comunicado hecho público por el cineasta, afirma que “la familia Farrow está usando de forma cínica la oportunidad brindada por el movimiento Time’s Up para repetir esta denuncia desacreditada, pero eso no la convierte en más verdadera hoy que en el pasado. Nunca abusé de mi hija, como concluyeron todas las investigaciones hace un cuarto de siglo”.

Las palabras de Woody Allen llegan tras una entrevista televisada de Dylan Farrow, donde ha explicado con todo detalle lo ocurrido cuando era una niña. la joven ha contado lo que, según ella, sufrió durante su infancia. "Soy creíble y estoy contando la verdad. Creo que es importante que la gente se dé cuenta de que una víctima y un acusador importan. Y son suficientes para cambiar las cosas".

En España, la Plataforma Feminista de Asturias ha pedido esta semana al Consejo de Igualdad del Ayuntamiento de Oviedo que se retire la estatua dedicada a Woody Allen, ya que se trata de un "homenaje a un abusador y un depravado".

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto