saltar al contenido principal

Michael Haneke, doble ganador de la Palma de Oro en Cannes, considera que el movimiento #MeToo, que agluta a mujeres que denuncian abusos sexuales, se ha convertido en una "caza de brujas que genera un nuevo puritanismo que daña la creación".

"Me preocupa este nuevo puritanismo, impregnado de odio hacia los hombres, que nos llega en la estela del movimiento #MeToo", declara el director de Amor, en una entrevista para el diario austriaco Kurier. "Hay que dejar de creer que la mujer siempre es una víctima".

"Desde luego, cualquier forma de violación o abuso sexual debe ser sancionado", ha añadido. "Pero esta histeria y las condenas sin proceso a las que asistimos hoy me parecen repugnantes". En la actualidad prepara Kelvin's Book, una serie televisiva de 10 capítulos. Considera que este ambiente de "caza de brujas hace cada vez más difícil "un debate serio sobre el importante tema del acoso sexual". Además, opina que "cada aluvión de críticas que generan estas revelaciones, incluso en los foros de Internet de diarios serios, envenena el clima en el seno de la sociedad".

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto