saltar al contenido principal

En otro tiempo, que se instalara una cabina telefónica en Madrid habría sido normal, nadie hubiera pensado que se trataba de un monumento.

Ahora escasean –quedan un millar de teléfonos públicos aún operativos, pocos teniendo en cuenta los que había hace una década–, por lo que llamará la atención que se instale una de estilo tradicional. Tras la muerte de Antonio Mercero, un ciudadano particular, David Linares (guionista de programas televisivos) ha iniciado una recogida de firmas en change.org, y ha rellenado una propuesta ciudadana al Ayuntamiento de Madrid en decide.madrid.es, para que la alcaldesa, Manuela Carmena, ponga una cabina en recuerdo del director de La cabina.

“Madrid debería explotar más sus escenarios cinematográficos icónicos y convertirlos en reclamos culturales para madrileños y turistas”, explica Linares. “De esta manera, el Ayuntamiento conseguiría enriquecer el valor cultural de las calles y todos podríamos aprender más sobre la extensa tradición cinematográfica de la ciudad”. Se solicita que se ponga en Conde Duque, esquina con Blasco de Garay, justo donde se rodó el telefilm. En el mediometraje, estrenado en 1972, José Luis López Vázquez se quedaba atrapado, sin explicación aparente, en el interior. Ganó un premio Emmy, el único que ha recibido una obra española.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE