saltar al contenido principal

El Departamento de Justicia llevó a los tribunales la absorción del grupo de entretenimiento Time Warner por parte de la compañía de telecomunicaciones AT&T.

Pero finalmente el magistrado Richard Leon, del Distrito de Columbia ha decidido que no está probado que el acuerdo entre ambas compañías vulnere la competencia, lo que en la práctica supone la autorización final para que la operación siga adelante, sin restricciones. La primera ha pagado por la segunda 85.400 millones de dólares.

Esta decisión abre las puertas para otras fusiones similares, de hecho Comcast, estaría estudiando presentar una oferta alternativa a la de Walt Disney para hacerse con Fox. El presidente Donald Trump está en contra, pues detrás de este asunto subyace su batalla contra CNN, compañía a la que anhela boicotear. 

"El rechazo a todos los argumentos presentados por el Departamento de Justicia  ha sido categórico", declara Daniel Petrocelli, abogado de AT&T y Time Warner. "Presentaron varias teorías para bloquear la fusión en su integridad pero al final se ha demostrado que no pudo presentar pruebas creíbles. Es el momento de que la operación siga adelante".

Se esperaba que la sentencia fuera favorable al tratarse de una fusión horizontal, AT&T no compite directamente con Warner al no producir material audiovisual. Pero ofrece servicios complementarios, y dará lugar a otro gigante del 'streaming'.  Esto afecta a los mandamases del sector, Netflix, HBO y Amazon, que podrían ver peligrar su reinado.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE