saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
18 comidas

18 comidas

18 comidas

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
5
Desayuno, comida y cena
Desayuno, comida y cena

El director lucense Jorge Coira debutó en el largometraje con El año de la garrapata, y tiene una amplia experiencia en series televisivas como Pelotas o El comisario. Cuando inició la pre-producción de ésta, su segunda película de cine, decidió proponerle que interpretara a uno de los protagonistas a Luis Tosar, aprovechando que el actor se hizo gran amigo suyo cuando ambos eran compañeros en un instituto de Lugo. A Tosar le interesó tanto el proyecto que no sólo le dijo que sí, sino que acabó convertido en coproductor.

El film se estructura en tres partes que transcurren en las respectivas comidas básicas del día: el desayuno, la merienda y la cena. Entrecruza las andanzas de diversos personajes de Santiago de Compostela. Un músico callejero recibe la inesperada llamada de la mujer que fue el amor de su vida, pero que finalmente se casó con otro con el que tiene un hijo, una chica prepara una prueba para entrar como cantante en una orquesta, un homosexual que vive con su pareja ha invitado a comer a su hermano, un macedonio se busca la vida por las calles de la ciudad, dos tipos se emborrachan desde primera hora de la mañana, un actor de moda espera que desayune con él una atractiva joven...

Rodada a base de improvisaciones, Jorge Coira creó los personajes, se reunió con los actores para asegurarse de que entendían sus motivaciones y sus conflictos, y posteriormente les dejó inventar cómo se comportarían éstos. Consigue un gran realismo en las interpretaciones, gracias a esta técnica, y a la calidad de actores como el citado Tosar, la impagable Esperanza Pedreño, Sergio Peris-Mencheta y especialmente Pedro Alonso, protagonista de la serie Padre Casares, que se luce con el personaje del actor, en espera de una cita que se resiste a llegar.

Rodada en sólo nueve días, Coira no parece albergar grandes pretensiones, y su obra es irregular porque algunas historias se quedan en meras anécdotas. Pero 18 comidas, que empieza como una comedia intrascendente, logra crecer por momentos y acumula fragmentos de cierto dramatismo, casi siempre en torno al tema de la desorientación vital en la sociedad moderna. La esposa que le confiesa a su marido que no sabe si dejarle porque se siente infeliz, y el hombre que por su forma de pensar se siente incapaz de soportar jamás la homosexualidad de su hermano son quizás las piezas de mayor interés de este puzzle.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto