saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Amador

Amador

Amador

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
Encajando las piezas
Encajando las piezas

Marcela es una joven peruana, casada con su compatriota Nelson, introducido en un negocio clandestino de flores en España. Ella no está muy segura de su matrimonio, y no se atreve a comunicar a Nelson su embarazo, ya anteriormente estuvo encinta y decidieron abortar. Su soledad tiene compañía en Amador, un hombre anciano, postrado en la cama, al que cuida mientras su familia se ha ido a la costa, donde se están haciendo una casita. Cuando los dos habían aprendido a conocerse mutuamente, sucede lo inesperado: Amador muere. Y Marcela, que necesita el dinero que le ha prometido la familia, resuelve ocultar la muerte. Ella actuará como si siguiera cuidando del enfermo. Pero claro, los días pasan, es verano, y algunas cosas no se pueden esconder por mucho tiempo.

Cinco años han transcurrido desde su último largometraje de ficción, Princesas. Y de nuevo Fernando León de Aranoa es fiel a sus constantes cinematográficas, la mirada a seres humanos concretos y sus problemas, lo que le sirve para entregar una cierta radiografía social del momento, interesante sin duda aunque algo pesimista. El tema dominante es la soledad de unas personas que no son perfectas, sólo una mirada superficial diría que ésta es una película sobre la inmigración, aunque surja el tema desde el mismo arranque. La ancianidad se lleva mal en solitario, más cuando la familia no demuestra su afecto en el día a día, y hay que acudir a sucedáneos de la felicidad para matar el tiempo. Y la maternidad también se lleva mal cuando se está sola, cuando el esposo mira sólo lo inmediato, no tiene un proyecto familiar compartido. Llama la atención la perpetua tristeza de los personajes –es llamativo en el primer tramo del film–, no existe apenas la sonrisa en sus vidas.

La metáfora del rompecabezas que está componiendo Amador, sirve para hablar de la necesidad de saber componer una imagen lo más perfecta con la vida de cada uno. Sin embargo, trasladada esta metáfora a la estructura narrativa de la película, lo que nos entrega León de Aranoa adolece de algunos problemas. Afortunadamente, cuenta con un buen final, algo fundamental para lo que plantea. Pero lo cierto es que una vez estamos ante la tesitura del fingimiento de Marcela –muy natural Magaly Solier–, la cosa se estanca, es necesario traer a colación la pieza de la "princesa" (o sea, en terminología del director, "prostituta”) que venía a ver a Amador, o la del intercambio verbal con el sacerdote en la iglesia, jugar con la angustia de teléfonos que suenan o vecinos recelosos; por momentos vienen a ser una serie de piezas algo reiterativas, como esas de un cielo que parecen todas iguales, por seguir con la simbología “leoniana”.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto