saltar al contenido principal

apps

Nota decine21
estrella
Amelie
Tienda amazon Tienda fnac

Amelie

Le Fabuleux destin d'Amélie Poulain

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
7
El arte de hacer felices a los demás
El arte de hacer felices a los demás

Si uno piensa que la originalidad en cine es terreno agotado, con esta película se va a llevar una sorpresa. Amelie es un maravilloso ejemplo de que hay tantas historias como modos de contar y de que la forma visual puede configurar el contenido tanto como el argumento. Amelie es una joven de veintidós años que ha tenido una infancia un tanto extraña, al amparo de unos padres más raros que un perro verde. Ahora trabaja en un bar de Montmartre cuya propietaria es una antigua jinete circense y que es frecuentado por un celoso patológico. Pero su vida rutinaria cambia de la noche a la mañana, cuando una coincidencia despierte en ella un sueño filantrópico que se convertirá en su misión en la vida: hacer felices a los demás. Una a una, las personas que la rodean irán notando su influjo: la estanquera hipocondriaca, la portera llorona, el tonto empleado de la frutería y, muy especialmente, “el hombre de cristal”, un pintor solitario que sólo es capaz de ver la realidad a través de un cuadro de Renoir. Sin embargo, algo también va a trastocar el corazón de Amelie cuando se quede prendada de Nino, un joven extraño que se dedica a coleccionar fotos desechadas en los fotomatones. El divertimento acaba de empezar.

Gran parte del mérito de esta película lo tiene una chica llamada Audrey Tautou, la actriz francesa que da vida a la protagonista. Curiosamente el papel había sido pensado para Emily Watson. Sin embargo, la actriz tuvo que rechazarlo por no saber francés y estar comprometida para filmar Gosford Park. Feliz contratiempo. El rostro de Tautou es un hallazgo, con una candidez, picardía y atractivo fuera de lo común. Jean-Pierre Jeunet (Delicatessen, La ciudad de los niños perdidos, Alien Resurrección) ha filmado sin duda su película más amable y sensorial, un auténtico virtuosismo de colores, movimientos de cámara, sonido y ritmo. Y aunque siempre impera un tono de fábula "light", el guión firmado por Guillaume Laurant, colaborador habitual de Jeunet, es divertido de verdad, y algunos episodios como la vuelta al mundo del gnomo son tan desternillantes como surrealistas.

Años de trabajo

Antes de ser llamado para dirigir Alien Resurrección, Jean-Pierre Jeunet ya daba vueltas al proyecto que años después se transformaría en Amelie. El director francés tenía muchas ideas y personajes de la historia, pero no terminaba de encontrar el denominador común, lo que el llamaba el alma de la película. Así las cosas marchó a Hollywood. A su vuelta retomó la historia: “Todas las anécdotas que había recogido eran suficientes como para hacer cuatro o cinco películas, ¡no sólo una!”, recuerda Jeunet. Y entonces dio con la clave: la chica que decide cambiar la vida de los demás. A partir de entonces todo fue sobre ruedas. Era el día que comenzaba el Mundial de Fútbol 98.

Jean-Pierre Jeunet opina
Jean-Pierre Jeunet opina

“Fui contratado para dirigir Alien Resurrección. Es una película de acción, fuerte y violenta. Me parecía que no había hecho una película realmente positiva y era algo que me interesaba. Construir en lugar de destruir se presentaba como un reto interesante. A estas alturas de mi vida y de mi carrera quería hacer un filme alegre, un filme que haga soñar a la gente, que les dé placer...”

Sobre A. Tautou

“Empecé a buscar una actriz francesa y un día, cuando pasaba por delante de un cartel, me impactaron unos ojos oscuros, un toque de inocencia y un porte fuera de lo común: era Audrey Tautou en el póster de Venus, salón de belleza. Concerté una reunión con ella, hizo una prueba y en diez segundos supe que era perfecta”.

El enano viajero

La película ofrece gags muy divertidos, con ese surrealismo kitch tan propio del director galo. Pero de entre ellos resulta maravillosamente ocurrente el que narra el modo en que Amelie ayuda a su padre a salir de sí mismo, de su mundo solitario y triste. Así, éste será testigo de cómo su creación más preciada —el gnomo que ha fabricado para adornar el jardín de su casa— decide recorrer el mundo por su cuenta harto de una vida estática y sin sentido. Las fotografías del muñeco son totalmente despiporrantes y tendrán un efecto medicinal en su propietario.

La consulta psiquiátrica de Amelie
La consulta psiquiátrica de Amelie

Todos los personajes de la película están bastante chiflados. He aquí una muestra de la “fauna” humana con la que tiene que lidiar la joven protagonista:

NINO (Mathieu Kassovitz). Patología: colecciona fotos desechadas en los fotomatones y huellas en el hormigón.

JOSEPH (Dominique Pinon). Patología: celoso en permanente búsqueda de dobles intenciones femeninas.

GEORGETTE (Isabelle Nanty). Patología: estanquera hipocondriaca. Si no sufre una fuerte jaqueca es porque le duele el nervio ciático o porque tiene un ataque de tos morrocotudo.

MADELEINE (Yolande Moreau). Patología: alcohólica llorona desde que perdió a su marido. Trabaja de portera.

RAYMOND DUFAYEL (Serge Merlin). Patología: llamado el hombre de cristal por la delicadeza de sus huesos. No sale de su casa desde hace veinte años y se dedica a pintar siempre el mismo cuadro de Renoir.

COLLIGNON (Urbain Cancelier). Patología: tendero humillador de empleados.

DVD
Distribuye: Manga Films
Extras: Español y francés 5.1. Comentarios. Vestuario. Concepción de una escena. Cortometraje. Polaroids du gnomo. Autorretratos del director.
Cómpralo en... Tienda amazon Tienda fnac
CALENDARIO ESTRENOS DE CINE