saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Crash
Tienda amazon Tienda fnac

Crash

Crash

Principales intérpretes

Premios

  • Oscar : Película
  • Oscar : Guión original Paul Haggis
  • Oscar : Edición/Montaje

Crítica decine21.com

estrella
9
Almas solitarias
Almas solitarias

¡Qué difícil es juzgar bien a las personas...! Y sin embargo, día a día, los seres humanos parece que no podemos sustraernos a emitir juicios críticos acerca de tal o cual actuación de nuestros semejantes. Y como somos egoístas, desconfiados, frívolos, cínicos y quizá solitarios, a menudo nuestras conclusiones resultan parciales y estrechas, cuando no claramente sesgadas por nuestros gustos y prejuicios. No tiene por qué ser así, pero la experiencia raramente nos demuestra lo contrario. C’est la vie, que dirían los franceses. Pues bien, que cualquier ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor, de lo bueno y de lo malo, de la virtud y del pecado, sin importar su condición, su raza o su religión, es la gran verdad que transmite esta maravillosa y multipremiada película, que respira autenticidad por los cuatro costados. Su creador, Paul Haggis, se dio a conocer al gran público el año pasado con el guión de la también fantástica Million Dollar Baby, película durísima dirigida por Clint Eastwood. Ahora, además de escribir el guión de Crash, con la colaboración de Robert Moresco, también ha optado por ponerse detrás de las cámaras y hacer labores de producción. La jugada le ha salido perfecta y ahí están los Oscar conseguidos para demostrarlo.

El hallazgo del cadáver de un muchacho durante una noche especialmente fría en la populosa ciudad de Los Ángeles, sirve de punto de arranque de un argumento que se retrotrae a las treinta y seis horas anteriores del fatal descubrimiento. Durante ese tiempo, el modélico guión de Haggis hará llegar al espectador –con apenas algunos trazos– los diversos caminos existenciales y las crisis de identidad de un amplio puñado de personajes, que quieren retratar –con las lógicas limitaciones de la realidad- la variada tipología de personas de una gran ciudad y por ende del mundo entero. Ahí están el fiscal del distrito y su esposa, con sus desencuentros y soledades; un policía con experiencia y su joven e idealista compañero; un tendero iraní y su hija médico; un cerrajero mexicano y su familia; un matrimonio acomodado de afroamericanos; dos agentes de la ley; dos jóvenes delincuentes...

Gracias al guión y al montaje milimétrico las vidas de los personajes quedan relacionadas entre sí, un poco a la manera de Magnolia (1999), la apabullante película coral de Paul Thomas Anderson, aunque en el caso de Crash las historias sean más equilibradas y menos excesivas. La película, tan honda como sincera, es un monumento sobre la condición humana, con todas sus debilidades y sus esperanzas. Y por encima de todo, Haggis logra algo muy, pero que muy difícil hoy en día: emocionar casi hasta las lágrimas sin una pizca de sentimentalismo. Y hay que elogiar el completísimo reparto, lleno de actores conocidos, al igual que los aspectos más técnicos, como la fotografía de J. Michael Muro y la música minimalista de Mark Isham, que viene aderezada con las estupendas canciones “In the Deep”, de Bird York, y el excelente colofón “Maybe Tomorrow” de Stereophonics.

Un triunfo trabajado

Los responsables de Crash, película que llevaba todas las de perder en los Oscar frente a la archifavorita Brokeback Mountain, no se quedaron de brazos cruzados esperando que su film ganara la batalla, aunque fuera justamente (como es el caso). La productora Lions Gate sabía perfectamente que no hay que dormirse en los laureles, sino darse a conocer y hacer una gran labor de promoción. Se la jugaron y obtuvieron su premio. La productora apostó por granjearse el favor de los actores, los cuales suponen el 22% de los votantes de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas. En primer lugar escogieron Los Ángeles como escenario, ciudad que, además de perfecta por ser de las más “solitarias” de Estados Unidos, es la que agrupa al mayor número de actores. En su campaña de marketing Lions Gate envió 130.000 DVD, de los cuales 110.000 eran para actores. Es posible que esto tuviera algo que ver con que el Sindicato de Actores premiara al reparto de Crash el pasado 29 de enero. En total la productora ha gastado en promoción más de 2 millones de dólares, cifra altísima si se tiene en cuenta que la producción del film costó en total 6,5 millones de dólares.

Arquetipos humanos
Arquetipos humanos

Alguien podría, en un afán de inconsciente rebeldía, “atacar” a Crash por sus coincidencias en el tiempo y la limitada definición del carácter de los personajes. En realidad, hay que pensar que todas las grandes historias, lo son por lo que cuentan y por cómo lo cuentan. Es usual por tanto escoger las herramientas adecuadas, como hacían Dickens, Dostoievski y otros grandes creadores –Homero y todos los griegos clásicos, sin ir más lejos– al imaginar sus novelas. Así, los personajes de Crash se convierten en arquetipos humanos de diversas culturas y modos de ser, y cada uno de ellos se encuentra en una situación muy concreta de su vida. Eso no es reduccionismo, sino finura y acierto a la hora de entregar una historia cabal, cerrada y, sí, capaz también de hacer mejor persona al espectador, como las grandes obras de arte.

Título con contenido

El término “Crash” significa en inglés colisión, golpe, choque. Y una vez hemos disfrutado del film, comprendemos que el título es totalmente adecuado y aporta un profundo significado: las personas necesitamos el cariño y la comprensión de los demás, y si eso nos falta reaccionamos violentamente. Como explica el personaje de Graham (Don Cheadle) al inicio del film: “El sentido del tacto... En cualquier ciudad, vas caminando, ¿sabes?, te rozas con la gente que pasa a tu lado, y la gente se toca contigo. En Los Ángeles nadie te toca. Estamos siempre detrás del metal y el cristal. Y tanto echamos de menos ese tacto que chocamos los unos con los otros. Solamente entonces podemos sentir algo.”

Palabras de Oscar
Palabras de Oscar

La madrugada del 6 de marzo se produjo la gran sorpresa de la 78 ceremonia de los Oscar. Fue el momento en que Jack Nicholson abrió el sobre con el nombre de la película ganadora y pronunció la palabra “Crash”. Se cerraba así una de las galas que con mayor justicia había repartido las estatuillas a las diversas categorías. Crash se alzó finalmente con los premios a la mejor película, guión original y montaje. Al recoger el premio al guión, Haggis elogió a quienes viven heroica y ocultamente su vida: “Quiero dar las gracias a la gente que toma grandes riesgos en su vida diaria, cuando no hay una cámara filmando. Cuando no hay gente allí para aplaudir. Y a la gente que defiende la paz y la justicia, y lucha contra la intolerancia. A ellos les dedico esto. Muchas gracias”. Más tarde explicó cómo surgió esta historia en su cabeza y llegó a convertirse en película: “Yo soy el héroe y el villano de mi vida. Por eso cuando escribí Crash quise dar un paso atrás para mirar al mundo que me rodea y decir que hay que pensárselo dos veces antes de señalar en otros a nuestros demonios”.

DVD
Distribuye: Manga Films
Extras: Español e inglés 5.1. Fichas. Tráiler.
Cómpralo en... Tienda amazon Tienda fnac
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE

MAGAZINE