saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
E.T., el extraterrestre
Tienda amazon Tienda fnac

E.T., el extraterrestre

E.T. the extra-terrestrial

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
8
Amigo espacial
Amigo espacial

Steven Spielberg no sería quien es si no hubiera rodado esta película hace 20 años. Si ya antes había sorprendido con una visión favorable de la vida más allá de la Tierra en Encuentros en la tercera fase, su siguiente película fue directamente a destrozar el mito del marciano con malas pulgas que viene a nuestro planeta para sembrar la destrucción.

¿Qué ocurriría si el extraterrestre más simpático del universo perdiera el bus de vuelta a casa? Esta pregunta dio origen a la película más personal de Steven Spielberg, de la que ahora celebramos su veinte aniversario. En el pequeño Elliott, que sufre por la reciente separación de sus padres, y que no tiene amigos de su edad, podemos ver el “alter ego” de Spielberg. También él pasó por el divorcio de sus padres, y era un muchacho solitario, que buscaba refugio en su enorme imaginación. Como el protagonista de E.T., que vive en una casa de una zona residencial y juega con sus muñecos de superhéroes. Pero lo que más anhela es un verdadero amigo y, como explica el director, “dentro de esa existencia en solitario llega un regalo de las estrellas, el mejor amigo que pudiera uno imaginar. Por supuesto, esto es algo que nunca me sucedió a mí, pero es una parte de mis fantasías. Cuando yo tenía 9 años deseaba tener un amigo que viniese de las estrellas y creciera conmigo. Y pienso que, en definitiva, de ese deseo surgió la idea de hacer E.T.

En efecto, uno de los alienígenas que están recogiendo especies de plantas en la Tierra, pierde la nave espacial que debe llevarle a casa. Elliott le descubre, y se convierte en su mejor amigo. Pero ha de ayudarle a volver con los suyos, aunque le duela la separación.

Steven Spielberg dibujó de un modo inimitable el mundo infantil. Sólo a los niños les está permitido conocer la presencia de E.T., los adultos no están preparados mentalmente para ello. Para remarcar esto, el director filmó toda la película con la cámara a la altura de Elliott, y por ellos los planos están tomados como si la cámara fuera un niño. De hecho, casi nunca se ven los rostros de los adultos, que son tomados de cintura para abajo: la excepción la constituyen la madre de Elliott, y el personaje de un científico, Peter Coyote, que dice la célebre frase, que bien podía haber pronunciado Spielberg, “he estado esperando esto desde que tenía diez años”. Además, el director tomó elementos de uno de sus libros favoritos, el clásico infantil 'Peter Pan' (años más tarde dirigiría Hook, una variación sobre el tema), de James Barrie; se trata del cuento que la madre lee a la pequeña Gertie, que sabe creer en las hadas, tiene auténtica fe.

Steven Spielberg encargó el guión del film a Melissa Mathison, la que fuera esposa de Harrison Ford. De hecho, el actor hizo un pequeño cameo en la película, en la escena de la escuela, aunque luego fue eliminado del metraje que se estrenó en 1982. Otro “cameo” interesante es el de Yoda, en la fiesta de Halloween, al que E.T. quiere saludar, reconociendo en el maestro jedi a uno de los suyos. También es sensacional la incomparable música de John Williams, ganadora del Oscar con todo merecimiento.

Escenas inéditas

El reestreno de E.T., el extraterrestre veinte años después incorpora jugosas sorpresas que encantarán a los que lloraron al ver al entrañable amigo del espacio irse a su casa. El film ha sido remasterizado y redigitalizado, como suele hacerse en estas ocasiones. Pero además, se han recuperado algunas escenas que no pudieron incluirse en su momento, porque se notaba demasiado que el extraterrestre era un muñeco: la más interesante es una que sucede entre Elliot y E.T. en el cuarto de baño, y que está llena de diversión. Además, se ha mejorado el movimiento de E.T. en bastantes momentos del metraje. Y, cosas de lo políticamente correcto, Spielberg decidió cambiar digitalmente las pistolas de unos policías por walkie talkies, en uno de los momentos cruciales de la película.

Muñeco con alma
Muñeco con alma

A pesar de ser un muñeco mecánico, E.T. consigue un alto grado de expresividad. El espectador cree en todo momento que se encuentra ante un ser de carne y hueso. Ello fue posible gracias al genio de Carlo Rambaldi, el “padre” de la criatura. Antes de participar en E.T., Rimbaldi había hecho un impresionante 'King Kong' para el film de 1976.

Se usaron tres muñecos diferentes:

1) Cuando E.T. está inmóvil, se usó un modelo atornillado al suelo, que ofrecía 30 gestos faciales distintos, y otros 30 movimientos corporales.

2) En los primeros planos había un muñeco que realizaba 86 movimientos diferentes.

3) Finalmente, en las escenas en que E.T. se desplazaba de un lado para otro (el 15 por ciento del total), se usó un muñeco sin cables, que sólo podía hacer 10 movimientos, y que movían un niño sin piernas y dos enanos; en este caso, los brazos se accionaban por radiocontrol.

El resultado fue asombroso, y llevó a Spielberg a declarar: “No es sólo un muñeco. Puedo decir que se necesitaron doce corazones para hacer latir su único corazón, y que sus expresiones emocionaron a Marlon Brando. Lo creé recortando fotografías de personas famosas, los ojos de Hemingway y Einstein, y la contextura facial de recién nacidos y de fetos. Las pegué todas juntas y se las di a Rimbaldi. A partir de esos diseños de mis bocetos, él hizo el resto. Creo que en el fondo yo no me esperaba tanto. E.T. llegó a tener vida propia. Entre todos se la dimos.”

Érase una vez un angelito

Había una vez una niña, perteneciente a una dinastía de actores mítica: los Barrymore. La cría triunfó como actriz infantil de la mano de Spielberg en E.T., batiendo palmas para resucitar al amigo del espacio. Su nombre era Drew. La chica creció, y se lió con las drogas. Pero pudo superar el problema, y se labró una carrera de actriz muy presentable, con títulos como El chico ideal, Por siempre jamás y Los ángeles de Charlie.

Lazos estrechos
Lazos estrechos

Entre Elliott y E.T. surge una amistad tan fuerte que presenta, vía telepática, unas manifestaciones físicas muy especiales. Aunque estén en sitios diferentes, ambos se asustan a la vez: E.T. al abrir un paraguas automático, Elliott ante la nevera; cuando E.T. se bebe una cerveza, el chico empieza a eructar en clase de biología, y a soltar las ranas que están diseccionando; y al ver E.T. en la televisión a John Wayne y Maureen O'Hara besándose en el El hombre tranquilo, Elliott besa a la chica más guapa de clase. Por no hablar de su común pánico por los científicos de la NASA, o de su grave y simultánea enfermedad, que les pone a los dos al borde de la muerte.

DVD
Distribuye: Universal
Extras: Español e inglés 5.1. Así se hizo. Introducción de Spielberg. Explorando el espacio. Reunión del equipo: 20 años después. Archivos E.T.
Cómpralo en... Tienda amazon Tienda fnac
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE