saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
El juego de los idiotas

El juego de los idiotas

La doublure

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
5
Belleza interior (y exterior)
Belleza interior (y exterior)

Nueva comedia del francés Francis Veber, divertida y amable, aunque no alcanza la altura de su mejor trabajo, La cena de los idiotas a la que alude el título español, de un modo no muy sutil. El enredo se orquesta alrededor de la foto tomada por un ‘paparazzo’, en que el conocido empresario Levasseur está acompañado de su amante Elena, una despampanante modelo que está enamorada de él. Como Levasseur es un egoísta de tomo y lomo, que ignora el significado de la palabra compromiso –querría tener a Elena, pero sin afrontar un costoso divorcio–, urde un plan de ‘salvamento’. Decide pagar a François, un tipo que casualmente sale también en la foto, buena persona pero más feo que picio, y con un modesto trabajo de aparcacoches, para que simule ser el novio de Elena. Algo poco creíble, y a lo que François se presta por una sola razón: proporcionar ese dinero a Émilie, la chica de la que siempre ha estado enamorado, y que no le corresponde.

La gracia del film, que da pie a un buen puñado de situaciones hilarantes, está en la nueva situación afrontada por François, bien encarnado por un divertido Gad Elmaleh, sostén principal de la historia. De ser alguien en quien nadie se fijaba, pasa a ser centro de la atención mediática, envidia de sus amigos, causa de los celos de Levasseur, y renovado interés de Émilie. Dentro del asumido tono frívolo de su historia, Veber se muestra elegante, y nos anima a ver con ojos diferentes: Elena es algo más que una mujer hermosa, y la belleza de François reside en su corazón de oro.

Invitado a una cena

El padre de François Pignon, el protagonista, tiene una curiosa afición: crear barcos hechos con cerillas en el interior de botellas. Hacia el final del film, el personaje explica que le han invitado a una cena para hablar sobre sus construcciones de cerillas. Los más cinéfilos sabrán que esa cena es La cena de los idiotas, título del film más conocido de Veber, de donde sale el título que le ha puesto a éste, su nuevo trabajo.

Un tal Pignon
Un tal Pignon

En siete ocasiones ha utilizado el guionista y director francés Francis Veber el nombre de François Pignon para denominar al personaje principal de sus divertidas comedias. Éste suele ser un tipo de buen corazón, más bien feo, y que complica la vida a las personas que tiene a su alrededor. Han dado vida a Pignon actores tan ilustres como Jacques Brel (El embrollón), Jacques Villeret (La cena de los idiotas) y Danieul Auteuil (Salir del armario). El último en incorporarse a la galería ‘pignoniana’ es Gad Elmaleh, un actor poco conocido en nuestro país.

DVD
Distribuye: On Pictures
Extras: Español y francés 5.1. Así se hizo. Galería de fotos. Fichas.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto