saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
La hija de mi mejor amigo

La hija de mi mejor amigo

The Oranges

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

La hija de mi mejor amigo

Las familias Ostroff y Walling son los mejores amigos y vecinos. Cuando Nina Ostroff regresa a casa para la cena de Acción de Gracias tras una ausencia de cinco años y después de haber roto con su novio Ethan, en lugar de desarrollar un interés romántico por Toby, el hijo de los Walling, que cuenta con el favor de sus padres, se enamora del mismísimo señor Walling. Cuando la atracción romántica llega a ser demasiado grande como para ignorarlo, la vida de las dos familias se revoluciona.

Crítica decine21.com

estrella
4
Caprichoso amor

The Oranges. Una urbanización en una zona residencial de Nueva Jersey. Dos familias íntimas, los Walling y los Ostroff, tienen sendos chalets enfrentados, a ambos lados de la calle. Comparten vivencias, comidas, barbacoas, etc. Los maridos, David y Terry, son los mejores amigos, y por supuesto, Carol Ostroff sueña con casar a su hija Nina con el hijo mayor de los Walling, Toby, que trabaja en una multinacional. Pero Nina Ostroff es una joven díscola, que ha decidido vivir al margen de los planes casamenteros de su madre, dándose la buena vida en la costa oeste. Sin embargo, cuando descubre que su noviete le engaña, Nina decide regresar a la casa paterna para disfrutar del Día de Acción de Gracias. Una vez en Nueva Jersey pondrá todo patas arriba cuando mantiene un affaire no precisamente con Toby, sino con su padre David. La hija pequeña de los Walling, Vanessa, que sueña con ser diseñadora de interiores, observa cómo las dos familias se empiezan a desmoronar.

Bajo el planteamiento, ya poco original, de mostrar las cuitas privadas de familias pudientes que viven en una aparente felicidad, el director Julian Farino, especializado en series televisivas, se lanza a la gran pantalla para ofrecer una comedia entretenida pero que va claramente de más a menos. El guión de La hija de mi mejor amigo, escrito por Ian Helfer y Jay Reiss, no acaba de cuajar, también porque el planteamiento es vulgar y superficial. La infelicidad, viene a decir, se arregla con olvidar las mínimas reglas de la convivencia y dejarse llevar por el capricho. Ni que decir tiene que las cosas no son tan simples, pero el film deja caer claramente que romper con la rutina y hacer alguna grave tontería puede ser beneficioso para la madurez de padres e hijos.

El tono que adopta La hija de mi mejor amigo es tragicómico, y quizá ésa es su mejor –¿única?– virtud, ya que cuenta con un elenco de actores expertos para tal fin, encabezado por Hugh Laurie (no tan pasado de rosca como su personaje de House), que está estupendamente acompañado por los excelentes Oliver Platt (Retrato de April) y Allison Janney (Juno). No funcionan tanto una excéntrica Catherine Keener y una convencional Leighton Meester, en un papel seductor más cercano a su Blair de Gossip Girl. Y desde luego llama la atención el poco juego que se le da a Adam Brody, un actor que prometía pero que no ha levantado cabeza desde la serie O.C.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE