saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Mientras duermes

Mientras duermes

Mientras duermes

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
4
El portero

El especialista en terror Jaume Balagueró vuelve a dirigir en solitario, tras el éxito de las dos entregas de [Rec], rodadas junto a Paco Plaza. En esta ocasión, el realizador se olvida de lo sobrenatural, para centrarse en un film sobre un personaje psicótico, en la línea de su cinta para televisión Para entrar a vivir, más cercana al thriller y al suspense. También está filmada de forma más convencional, tras la cámara en mano de la famosa cinta del edificio infectado por un virus.

César, portero de un edificio aparentemente encantador, en realidad se aprovecha de que tiene todas las llaves de los vecinos para llevar a cabo un macabro 'juego'. César está obsesionado con Clara, una vecina que vive sola, a la que hace la vida imposible enviándole mensajes anónimos o llenando su piso de cucarachas. Pero también siente una enorme atracción por ella, y cada noche se esconde bajo su cama y con ayuda del cloroformo, acaba durmiendo a su lado. Aunque una niña, vecina de enfrente de Clara, sospecha algo porque ha visto salir del lugar a César, éste la tiene comprada con pequeños chantajes. A César se le descontrola el 'juego' con la llegada del novio de Clara, que hasta ese momento la tenía un tanto abandonada.

Técnicamente impecable, Balagueró logra un enorme suspense, e imágenes impactantes del acoso del portero, de los insectos, etc. Cuenta a su servicio con una esmeradísimo Luis Tosar, que logra hacer creíble a un personaje muy oscuro, totalmente desquiciado, que hacia el exterior parece amable, pero que disfruta haciendo daño. Con otro actor menos brillante, la película naufragaría enseguida. Le acompañan selectos secundarios que realizan buenos trabajos, como Marta Etura, su novia en la vida real, con la que había rodado Celda 211, aunque resulta especialmente destacable el trabajo de Petra Martínez, como anciana solitaria.

Sin embargo, el film resulta especialmente árido y retorcido. En todo momento, el punto de vista es el del psicópata, un tipo que no tiene ni un resquicio de humanidad. Parece que Balagueró se haya planteado el reto de que el espectador se descubra a sí mismo del lado de este tipo, lo que puede resultar bastante incómodo. Lo consigue parcialmente en algunas secuencias de tensión, en las que se espera que el personaje escape sin que le descubran, pero en general no es un King Kong o Frankenstein que consiga el apoyo del público, pues resulta demasiado mezquino. También se excede en violencia en algún tramo, por lo que el film acaba siendo sobre todo apto para los incondicionales del 'gore'.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto