saltar al contenido principal

apps

Nota decine21
estrella
Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra
Tienda amazon Tienda fnac

Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra

Pirates Of The Caribbean: The Curse Of The Black Pearl

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
8
Viento en popa, a toda vela
Viento en popa, a toda vela

Con una historia ficticia en torno a la maldición aludida en el título, el productor Jerry Bruckheimer ha conseguido romper otra que presuntamente ocurre en la vida real. Por desgracia para los amantes del cine clásico, ninguna película de piratas ha sido rentable desde hace décadas, incluidas algunas que habrían merecido una mejor acogida por parte del público, especialmente la ingeniosa y desmitificadora Piratas, de Roman Polanski. Significativo fue el fracaso de La isla de las cabezas cortadas, que con todos sus defectos, era un digno espectáculo que tendría que haber obtenido una mayor recaudación. Al contrario, estos nuevos filibusteros se han hecho al abordaje con las arcas de las taquillas de cine este verano, y presumiblemente obtendrán un buen botín en su desembarco en vídeo.

Siglo XII. A la colonia británica de Port Royal, en pleno mar Caribe, llega el capitán Sparrow, un excéntrico pirata que pretende robar una embarcación para a su vez recuperar su propio barco, La Perla Negra, cuya tripulación le traicionó. Un joven herrero, Will, enamorado en secreto de Elizabeth, la hija del gobernador, intenta detener a Sparrow, y mantiene con él una pelea que acaba con la detención del pirata por parte de los soldados. Esa misma noche, la tripulación de La Perla Negra ataca la ciudad y captura a Elizabeth, que posee un medallón necesario para acabar con una extraña maldición. Así las cosas, a Will no le queda otro remedio que ayudar a escapar a Sparrow, aliarse con él a su pesar, y ayudarle a robar un barco para rescatar a su amada.

A partir de un guión que se inspira fielmente en una famosa atracción de Disneylandia California (que también se puede ver en Disneyworld en París), Gore Verbinski (Un ratoncito duro de roer, The MexicanThe Ring)demuestra finalmente que puede ser un magnífico artesano si cuenta con los ingredientes adecuados. Con ritmo trepidante y mucho sentido del humor, recupera con elegancia (aunque sin pretender meterse en grandes profundidades) los grandes temas de la novela de aventuras, presentes en la obra de Dumas, Stevenson o London, como la lealtad, el amor, el honor, la amistad, y la sinceridad. El tono es similar al de aquellas viejas películas toleradas para todos los públicos, lo que se ve reforzado por sutiles homenajes a escogidos clásicos del género, especialmente El capitán Blood, El halcón y la flecha y El temible burlón. A través de una ambientación irreal, el director integra con mucho talento los elementos fantásticos de la trama, con ingeniosos diálogos y grandes coreografías de batallas.

También se merecen un sobresaliente los encargados de escoger al reparto. Memorables resultan Geoffrey Rush en el papel de villano, pero también el joven Orlando Bloom, que demuestra que no será recordado únicamente como Legolas, en El Señor de los Anillos, y Keira Knightley, la chica británica en Quiero ser como Beckham. Pero se lleva la palma Johnny Depp, que no suele participar en grandes superproducciones de aventuras, y que realiza una exagerada pero divertida interpretación que recuerda a sus trabajos con Tim Burton. Su Jack Sparrow es un pirata enloquecido, con apariencia de borracho, o bien de un tipo que ha pasado demasiado tiempo embarcado. A pesar de su condición de bucanero, Sparrow no miente, por muchos problemas que esto pueda ocasionarle. Cuando los guardias del puerto le preguntan quién es, confiesa sin ningún pudor que es un pirata y que ha llegado allí para robar un barco. Como se puede imaginar, no suelen creerle, aunque diga la verdad como un boy scout. Los espectadores atentos descubrirán que Sparrow siempre dice lo que tiene en la cabeza, incluso si el malo le pregunta cuáles son sus planes para derrotarle.

Si quieres emular a Jack Sparrow tan sólo necesitas buscar disfraces de piratas y ensayar sus peculiares movimientos.

De ogros y lámparas mágicas

Con películas como Shrek, se piensa que la animación vive un buen momento, y que ojalá los guionistas de películas de dibujos animados se dedicaran a escribir también las de imagen real. Pues bien, el deseo ha sido concedido por el genio de la lámpara, pues el guión de Piratas del Caribe, entre otros autores, es obra de una pareja de excelentes guionistas a reivindicar: Ted Elliot y Terry Rossio. Todas sus películas se distinguen por renovar con un humor contenido que no deriva hacia la parodia, géneros clásicos, como son los cuentos (Shrek y Aladdin), y las aventuras (El planeta del tesoro y La máscara del zorro, que a diferencia de los otros títulos fue rodada en imagen real).

Una entrada apoteósica
Una entrada apoteósica

En una de las presentaciones de un personaje más espectaculares que se recuerdan, Jack Sparrow aparece por primera vez en lo alto de la torre del vigía. Mientras tanto, el resto de su barco se hunde. Como si nada ocurriera, Sparrow camina hasta el muelle despreocupado. Esta secuencia resume a la perfección cómo es el personaje y homenajea al humor visual típico del cine mudo, y concretamente al de Buster Keaton, experto en permanecer inmutable aunque el mundo se derribe a su alrededor.

Espíritu pirata

“Quería hablar sobre gente que rompe las reglas cuando cree que debe hacerlo para conseguir sus propósitos”, explica el director. Y es que a pesar de tratarse de delincuentes, la vida de los piratas siempre ha sido atractiva (y no nos referimos a la de los tristes mafiosos que copian películas y CDs a gran escala) y representan la rebeldía y la libertad. Así ocurría con el personaje de John Silver, en La isla del tesoro, que a pesar de ser el malo despertaba fascinación. En este film, la única preocupación para Jack Sparrow consiste en recuperar su barco y navegar hasta que le ahorquen. También Elizabeth, la hija del gobernador ha soñado con emular a los bucaneros, mientras que Will Turner intenta resistirse a ser uno de ellos, aunque lleva este tipo de vida en los genes, porque su padre lo era.

Espectros bucaneros
Espectros bucaneros

En una película con piratas fantasmales, los efectos especiales deben ser de primera, o la cosa quedará en fiasco. Así que homenajeando al maestro Ray Harryhausen, y supervisados por el experto John Knoll de Industrial Light & Magic, los chicos encargados de crear a los muertos vivientes dan el golpe. En la imagen podemos ver cómo el capitán Barbossa (Geoffrey Rush) acaba transformado en un alma en pena.

DVD
Distribuye: Walt Disney
Extras: Español 5.1 e inglés 5.1. Audicomentarios. Epopeya en el mar. Diarios. Vuelo por el plató. Bajo cubierta. Progresión de una escena. Escenas eliminadas. Galería de fotos. Piratas en parques temáticos.
Cómpralo en... Tienda amazon Tienda fnac
También te pueden interesar
  • Comenta esta película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE