saltar al contenido principal
inav
Nota decine21
estrella
Simbad: La leyenda de los siete mares
Tienda amazon Tienda fnac

Simbad: La leyenda de los siete mares

Sinbad: Legend Of The Seven Seas

Crítica decine21.com

estrella
6
El bribón del mar
El bribón del mar

Los bucaneros se lanzan al abordaje de las taquillas cinematográficas y vuelven a estar de moda, sobre todo gracias a Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra. Pero antes desembarcó en los cines el más antiguo héroe relacionado con la piratería, y el más famoso junto a Long John Silver, de La isla del tesoro: el mítico Simbad, procedente de los relatos de Las mil y una noches, escritos en los siglos VIII y IX. Curiosamente, esta nueva versión no lo presenta del todo como un héroe, sino más bien como un pícaro, egoísta e incorregible, que por amor y amistad, finalmente acabará protagonizando hechos heroicos. Un personaje tan complejo y realista es inusual en una producción de dibujos animados.

La diosa del caos Eris roba el preciado Libro de la Paz, una reliquia ancestral cuyo poder mantiene la prosperidad y el orden en un grupo de doce ciudades. Eris deja pruebas que inculpan al pirata Simbad, que es encarcelado. Da la cara por él y consigue que envíen al prisionero a recuperar el volumen desaparecido su antiguo amigo de la infancia Proteo, príncipe de Siracusa, que a cambio debe permanecer encerrado mientras éste regresa. Pero Simbad tiene otros planes: irse a las soleadas islas Fiji. El caso es que en su barco se cuela como polizonte Marina, novia de Proteus, que le convence para que cumpla su misión a cambio de valiosas joyas. No será una tarea fácil, pues la malvada deidad les enviará monstruosas criaturas para hacerles fracasar. Por si esto fuera poco, los hombres de Simbad, viéndose abocados al fracaso, se rebelan contra su capitán.

Hace tiempo, dos de los máximos ejecutivos de DreamWorks, Spielberg y Katzenberg, pidieron a la gente de sus estudios una historia que mezclara aventuras y género fantástico, al estilo del El señor de los anillos o La guerra de las galaxias, combinación de un mundo real y otro mundo mitológico.

Tras esta declaración de principios, un equipo dirigido por Tim Johnson, codirector de Antz (Hormigaz). y Patrick Gilmore, productor de Aladdin, ha estado trabajando más de tres años para finalizar esta producción. Aunque elaborada básicamente con dibujos hechos a mano, los monstruos, y algunos fondos y barcos han sido creados por ordenador. No falta el humor, que descansa fundamentalmente en Spike, el perro de Simbad, pero sobre todo hay grandes dosis de acción y aventuras, pues se nota la mano del guionista John Logan, coautor de Gladiator y de la inédita El último samurái, y por tanto especializado en historias épicas del pasado. También hay un romance entre Simbad y Marina, aunque en principio ambos personajes están radicalmente enfrentados, sobre todo porque ella le reprocha constantemente su evidente machismo. Esta conflictiva relación de amor-odio es uno de los elementos más interesantes de la película, y recuerda a los protagonistas de películas clásicas como Lo que el viento se llevó, La reina de África, o cualquiera de las que que coprotagonizaran Spencer Tracy y Katharine Hepburn, o Errol Flynn y Olivia de Havilland. Todas ellas suelen distinguirse por que el personaje femenino lucha por abrirse camino en un mundo de hombres.

Simbad y Harryhausen

Entre las múltiples versiones en imagen real protagonizadas por Simbad, las más recordadas son las tres incursiones del maestro de los efectos especiales Ray Harryhausen. Simbad y la princesa, El viaje fantástico de Simbad y Simbad y el ojo del tigre. Todas estaban repletas de las imaginativas criaturas que han convertido a Harryhausen en referencia obligada para los aficionados al cine fantástico. También existe otra adaptación muy conocida: Simbad el marino, dirigida en 1947 por Richard Wallace, con Douglas Fairbanks Jr., Maureen O'Hara y Anthony Quinn.

Mi gran huella griega
Mi gran huella griega

Conscientes de que las mejores películas de animación siempre cuentan con un buen villano, especialmente en las de Disney, los responsables de esta cinta se han buscado una magnífica mala, sacada de la mitología griega. La diosa Eris representa la discordia, y es hija de Zeus y Hera. Durante un banquete de bodas, Eris propuso un malintencionado debate acerca de qué diosa era más bella: su propia madre Hera, Atenea o Afrodita. Esto dio lugar a una disputa que desencadenó la guerra de Troya. En la película hay también otros personajes helénicos, como las sirenas de La Odisea. La amistad entre Simbad y Proteus bebe del mito de Damón y Pitias. Acusado de conspirar contra el gobierno, Pitias fue condenado a muerte, pero antes le pidió al rey que le dejara regresar a su ciudad natal para organizar unos asuntos. Su amigo Damón se ofreció a ocupar su puesto en la cárcel, y a ser ejecutado si Pitias no regresaba.

Sueños animados

Un cuarto del presupuesto anual de la división cinematográfica de DreamWorks se destinaba durante la roducción de esta película a la división de animación, cuyo máximo responsable era Jeffrey Katzenberg, que consiguió hacerse un hueco en un mercado tradicionalmente dominado por Disney, compañía de la que durante mucho tiempo fue máximo ejecutivo, con éxitos tan indiscutibles como La bella y la bestia y La sirenita. Curiosamente, los títulos lanzados por DreamWorks han arrojado el siguiente balance: Antz (Hormigaz) y sobre todo Shrek, realizadas con animación digital, superan ampliamente en recaudación a El príncipe de Egipto, La ruta hacia El Dorado, Spirit. El corcel indomable y Simbad: la leyenda de los siete mares, hechas con dibujos tradicionales. La séptima película, Chicken Run. Evasión en la granja, un gran éxito, supone un caso excepcional, pues sus personajes estaban hechos con plastilina. En consecuencia, la compañía se está replanteando seriamente la producción de películas de animación convencional.

¿Qué fue de Bagdad?
¿Qué fue de Bagdad?

“En la lejana ciudad de Bagdad vivía un audaz y pícaro jovencito llamado Simbad”. Así empezaba el relato tradicional de las aventuras del personaje, que ahora se ha visto misteriosamente trasladado al Mediterráneo. El motivo es obvio, pues aunque la película se comenzó a rodar mucho tiempo antes de la Guerra de Irak, ya entonces había tensiones entre este país y Estados Unidos, productor del film. Por supuesto, no quedan ninguno de los elementos árabes del original, como turbantes y cimitarras. “Queríamos mantener la historia original, donde triunfa la moral de la justicia, y no hacer juicios subliminales sobre ninguna raza“, explicó el supervisor de animación Carlos Grangel durante su visita a España. Aunque les ha quedado bastante bien que la acción transcurra en la antigua Siracusa, esperemos que no cunda el ejemplo y futuras adaptaciones de "El ladrón de Bagdad" se conviertan en "El ladrón de Segovia", por ejemplo.

DVD
Distribuye: Universal
Extras: Español e inglés 5.1. Así se hizo Simbad. Avance de
Cómpralo en... Tienda amazon Tienda fnac

Librerias TROA

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE