saltar al contenido principal

new banner app decine21 PEQUE

Nota decine21
estrella
The Holiday (Vacaciones)
Tienda amazon Tienda fnac

The Holiday (Vacaciones)

The Holiday

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
7
Amores navideños
Amores navideños

Excelente comedia romántica, la mejor película hasta el momento de la directora y guionista Nancy Meyers, quien, sin prescindir del cierto “toque modernillo” que ya ofreció en Cuando menos te lo esperas, hace alarde esta vez de un definitivo gusto por los clásicos del género, imprimiendo al conjunto un incomparable aire inocente, lleno de la frescura y el encanto de las grandes comedias del cine de Hollywood de los años treinta y cuarenta, un homenaje presente a lo largo de todo el metraje. El planteamiento es tan sencillo como el de ese tipo de historias que no pasarán nunca de moda. Dos mujeres desconocidas, a ambos lados del Atlántico, se ponen en contacto casualmente y deciden intercambiar sus casas durante las vacaciones de Navidad. ¿La razón? Las dos han sufrido serios reveses amorosos y desean un cambio de aires. Una, Amanda (Cameron Díaz), llegará a una casita de cuento de hadas, ubicada en un idílico pueblecito de Surrey lleno de encanto; la otra, Iris (Kate Winslet), tomará posesión de una esplendorosa mansión en un barrio residencial de Los Ángeles.

La película narra las peripecias de cada una a modo de historias paralelas, con simpáticas y estudiadas transiciones de racord, un charco, una puerta que se abre, etc. El espectador poco a poco conoce más íntimamente a los personajes y éstos acaban calando a fondo gracias a una lograda definición de caracteres, apoyada en detalles muy pequeños, pero también muy efectivos y cinematográficos. Mientras que en Inglaterra el asunto de las lágrimas entre Amanda y Graham resulta ocurrente y divertido, en Los Ángeles será la influencia del viento –“cuando sopla el Santa Ana puede pasar cualquier cosa”– o la cuestión de dominar la propia vida las claves del avance de la trama. En este sentido, hay que elogiar la magnífica composición del entrañable personaje de Arthur Abbott (verdaderamente memorable Eli Wallach), el cual ofrece a Iris la ocasión de salir de sí misma y de ese modo poder encontrarse. Por el contrario, quizá no acaba de cuajar completamente la inclusión de Miles en la vida de Iris, que, aunque ofrece momentos divertidos muy al estilo Jack Black, no resulta demasiado creíble. También llama un poco la atención que no haya ni una sola referencia religiosa tratándose de una película ambientada por entero en las fiestas de Navidad.

De cualquier forma, el conjunto es muy estimable, con un guión muy sólido, que aporta momentos para el llanto y la risa, para la pasión, la emoción y la ternura. Y hay una decidida intención de hablar del amor de manera, digamos, más seria y familiar, con algunas frases y réplicas memorables –“en las películas está la protagonista y la mejor amiga. Veo que eres la protagonista, pero por alguna razón te portas como la mejor amiga”–, y todo está equilibradamente acompañado por la inspirada partitura de Hans Zimmer. Además, el trabajo de Cameron Díaz es realmente espléndido, uno de sus mejores papeles hasta la fecha.

Cameos de altura

Es llamativo el elenco de actores secundarios que aparecen en The Holiday. No por su mera presencia, sino por el hecho de que se trate de tres intérpretes conocidos y de que su tiempo en pantalla sea de apenas unos minutos. Por eso, bien se puede denominar cameo a su aportación. Ahí están Rufus Sewell (Dark City), como el escritor rompecorazones, o las ex parejas Edward Burns (Confidence) y Shannyn Sossamon (Destino de caballero). Todos ellos cuentan con su breve momento de gloria en el film. Y, como aparición especial tenemos a Dustin Hoffman interpretándose a sí mismo en un videoclub, un momento genial que da lugar a una buena carcajada.

El mejor Hollywood
El mejor Hollywood

Todo el film es un sentido homenaje al mundo del cine, empezando por el título original, pues emula el maravilloso clásico de George Cukor, Vivir para gozar. De hecho, el personaje de Jude Law (realmente fantástico) no anda lejos de Cary Grant, aunque con un aire más sentimental. La historia de Los Ángeles es más directa, con la inclusión del guionista clásico que recomienda a Iris aprender de “las agallas” de Irene Dunne y tomar ejemplo de la personalidad de Rosalind Russell, la inolvidable Hildy Johnson de Luna nueva, y de la Barbara Stanwyck de Las tres noches de Eva. Además, el trabajo de Amanda es elaborar los tráilers de las películas, y Miles se dedica a componer bandas sonoras. Y en el fondo del film planea una reivindicación del Hollywood clásico, del cine de antes, quizá menos dominado por la tiranía del dinero, de esa época en que lo más importante de una película no era "ser la más taquillera en la primera semana del estreno", como dice el personaje de Arthur Abbott.

Una web inspiradora

El asunto del intercambio de casas se basa en un caso real, pues la directora encontró una página web similar a la que aparece en el film. "Estuve viendo fotografías de casas fantásticas, pero no tardé en darme cuenta de que para conseguir una, tendría que prestar la mía a un extraño. La idea no me hacía mucha ilusión", explica Meyers. Esta anécdota le animó a escribir el guión. Como suele hacer, mientras escribe escucha música, que luego les pone a los actores en el rodaje.

DVD
Distribuye: Universal
Extras: Español e inglés 5.1.
Cómpralo en... Tienda amazon Tienda fnac
CALENDARIO ESTRENOS DE CINE