saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Todas las canciones hablan de mí

Todas las canciones hablan de mí

Todas las canciones hablan de mí

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
3
El desconcierto afectivo

Debut como director de largometraje de Jonás Trueba, hasta el momento guionista de Más pena que Gloria y Vete de mí –dirigidos por Víctor García León–, y de El baile de la victoria, de Fernando Trueba, su padre. La cinta del tercer miembro del clan que se lanza a la realización tiene mucho que ver con los inicios de su tío, David Trueba, que aparece en un breve cameo, en su voluntad de homenajear a François Truffaut (en La buena vida) y Woody Allen (en su guión de Los peores años de nuestra vida) adaptando (con sus limitaciones) elementos de su cine a la realidad española.

De hecho, Ramiro, el protagonista está a medio camino entre el Antoine Doinel de Besos robados, y cualquier personaje interpretado por Allen. Ramiro, joven filólogo que trabaja en una librería de segunda mano, acaba de romper con su novia, Andrea, una joven arquitecta, tras seis años de relación. Aunque intenta olvidarla conociendo a otras mujeres, no deja de pensar en ella...

Lo cierto es que argumentalmente el film tiene cierto interés, en su tratamiento del desconcierto afectivo, y subyace un romanticismo bastante positivo. El joven Trueba describe bien los efectos del paso del tiempo en las relaciones humanas y la frivolidad que prima en la sociedad actual. Su enfoque de las relaciones sexuales vacías, que no llevan a ninguna parte, denota cierta madurez por parte del realizador. Además el guión conjuga el drama con algunos toques de humor eficaces, y como realizador, Trueba echa mano de recursos que dan a la película cierta frescura, como personajes que recitan a la cámara, diálogos literarios, etc., que remiten claramente a la Nouvelle Vague.

El problema es que todo esto se va al traste por la desastrosa labor del reparto. No sólo Trueba se muestra incapaz de dirigirlos, sino que ni siquiera los ha escogido bien, hasta el punto de que Oriol Vila es un absoluto desastre para un personaje un poco neurótico que necesitaría de un actor carismático para no resultar desesperante. Mientras que algunos secundarios como Bruno Bergonzini resultan llamativamente ineficaces, únicamente se salva Barbara Lennie.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto