saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
La fábrica de nada

La fábrica de nada

A fábrica de nada

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

A fábrica de nada

Un grupo de obreros descubre que la administración está trasladando material de su fábrica. Ante esa espantada directiva a plazos, en la que les van dejando solos y solo les falta quitarles el suelo bajo los pies, deciden resistir en sus puestos de trabajo sin trabajo. Una revolución se enciende en esta fábrica de nada, los cimientos del capital se tambalean.

Galería de imágenes

La fábrica de nada
La fábrica de nada
La fábrica de nada
La fábrica de nada

Crítica decine21.com

estrella
5
Obreros en lucha
Obreros en lucha

La acción transcurre en una fábrica de ascensores, cuyos trabajadores comienzan a preocuparse, ya que los jefes han empezado a llevarse maquinaria; todo huele a que se está programando el cierre. Mientras comienzan las negociaciones para echarles a la calle, los líderes sindicales aconsejan seguir acudiendo al puesto de trabajo, pese a que no se realice ya tarea alguna.

Siguen apareciendo nuevas puntas de lanza del cine portugués, como el discutible Miguel Gomes, cuyo irregular tríptico Las mil y una noches cuenta con numerosos incondicionales (aunque parezca imposible), o el ‘marciano’ Pedro Costa, autoproclamado Maestro de las Sombras, con títulos como Caballo dinero. También forma parte del grupo Pedro Pinho, igual de poco convencional, y obsesionado por romper las barreras entre géneros, aquí a ratos se roza el documental, o el drama neorrealista, y hasta se incluye un curioso número musical que parece homenajear a Gene Kelly.

El propio Pinho coescribe el guión, basado en la obra de la holandesa Judith Herzberg, sin que se haya tratado de ocultar demasiado su origen teatral. Ha recurrido a espontáneos actores, casi todos no profesionales, que logran trabajos bastante realistas, y se ha rodado en una auténtica factoría, de las afueras de Lisboa, para acentuar la veracidad.

El film propone un debate interesante sobre la evolución del capitalismo, apostando por la autogestión para resolver el problema del paro, o sea por que los propios trabajadores formen una cooperativa, si bien se reconoce que hoy por hoy estas asociaciones tienen problemas para subsistir. Se denuncian también las estrategias sucias para despedir y dividir a los trabajadores.

Pero hasta aquellos a quienes les entusiasmen estas reflexiones acabarán agotados por sus 177 minutos de metraje, a todas luces excesivos, con algunos momentos de adoctrinamiento (“toda evolución tecnológica tiende a sustituir el trabajo por las máquinas”) que serían la envidia de Sergei M. Eisenstein y los más ilustres propagandistas de la ex Unión Soviética. En este sentido, le viene grande el premio FIPRESCI de la crítica internacional, en el Festival de Cannes, donde tras su exhibición cosechó una ovación de siete minutos, también exagerada.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE