saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Blade Runner 2049

Blade Runner 2049

Blade Runner 2049

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Blade Runner 2049

Treinta años después de lo ocurrido en la primera película, un nuevo blade runner, el oficial de la Policía de Los Ángeles K (Ryan Gosling), desentierra un viejo secreto que puede provocar el caos en lo que queda de sociedad. El descubrimiento de K le sitúa en la misión de encontrar a Rick Deckard (Harrison Ford), un antiguo policía que ha estado desaparecido durante los últimos 30 años.

Galería de imágenes

Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049
Blade Runner 2049

Crítica decine21.com

estrella
7
El milagro de la vida
El milagro de la vida

A pesar de que en su estreno allá por 1982 Blade Runner no obtuvo una gran acogida por parte del público, poco a poco fue haciéndose un hueco entre las mejores películas de ciencia ficción. Con el paso del tiempo pronto se convirtió en una obra de culto y su influencia en el cine posterior se hizo patente en numerosas películas. Décadas después son millones los aficionados que han disfrutado de la historia concebida originalmente por Philip K. Dick, en donde los humanos nacidos de una mujer compartían su vida en la megalópolis de Los Ángeles con otros hombres y mujeres creados artificialmente y denominados replicantes, considerados de segunda categoría. Tal escisión entre la población daba lugar a un enfrentamiento entre ambas partes en el curso de la cual los replicantes demostraban tener los mismos amores, anhelos y miedos que sus creadores.

En Blade Runner 2049 han pasado ya treinta años de aquellos acontecimientos y la situación social no parece haber cambiado demasiado. Los Ángeles sigue siendo una megaurbe insalubre, casi siempre sumida en la bruma, la lluvia o la noche, en donde conviven todo tipo de dialectos y la vida hipermasificada se hace casi irrespirable. Tras un apagón generalizado tras el cual todos los archivos de la Tyrell Corporation se perdieron, ahora campea por la ciudad una actualizada versión de replicantes, los Nexus 8, creados por una nueva y sofisticada corporación biotecnológica heredera de la anterior, la Wallace Corporation, liderada por el enigmático Nandier Wallace. Uno de esos Nexus 8 es el Blade Runner KB36-3.7, llamado simplemente “K”, cuyo objetivo es “retirar” a replicantes fuera de control. Una misterioso hallazgo le pondrá sobre la pista de Rick Deckard, antiguo Blade Runner.

Vaya por delante que no hacía ninguna falta resucitar el universo creado por Ridley Scott y compañía. Pero, en fin, una vez que la inevitable maquinaria empresarial de Hollywood se empeñó en traer de vuelta a los replicantes, los productores –entre ellos el propio Scott– han procurado no estropear la obra maestra original, de modo que vuelven a jugar con los mismos elementos que fascinaron en los años 80. Visto el resultado la decisión de contratar al prestigioso Denis Villeneuve (fan confeso del primer film) como máximo responsable es un gran acierto, pues alguien como él podía retomar con precaución el “mood” original y ofrecerlo en los tiempos actuales sin pisotear la identidad de la historia. Y eso es lo que ha hecho. Como ya dejó patente en películas como La llegada, Villeneuve da fe de una potencia expresiva pocas veces igualada en pantalla. Cuenta su historia con imágenes subyugantes (¡esa larga secuencia en la ciudad devastada por la radiación!), con un sonido ambiente atronador y envolvente que te deja pegado a la butaca y, por supuesto, con una puesta en escena de sabor añejo, que emocionará a los amantes del original de Ridley Scott.

Ante la rotundidad formal de la película el espectador quedará como hipnotizado durante muchos, muchos minutos. Cada plano está sumamente estudiado, trabajado hasta la perfección, tanto los exteriores como las localizaciones que definen a los personajes (la casa de K, la Wallace Corporation, la vivienda en la ciudad fantasma), en donde una de las constantes del universo Blade Runner –la convivencia entre lo nuevo y lo viejo, lo actual y lo clásico– se sublima, con múltiples homenajes al film ambientado en 2019. Pero toda esa desbordante imaginería visual tiene también una contrapartida no tan deseada: una cierta falta de dinamismo. La solemnidad y preciosismo de las imágenes deja un poco de lado el ritmo y también el guión es confuso en algunos tramos. Si antaño algunos achacaron cierta pesadez al film original, hay que avisar de que en este caso las cosas pueden ponerse aún más difíciles para aquellos que esperen una película de acción, persecuciones y emociones al uso. Los fans, sin embargo, probablemente quedarán satisfechos, aun cuando serán inevitables desiguales comparaciones que no es cuestión de ponerse a enumerar aquí.

Fiel a su procedencia, la identidad de Blade Runner 2049 tiene también su punto fuerte en las eternas preguntas que importan a todo ser humano. ¿Quién soy? ¿Adónde voy? ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Tengo alma?, implícitas o explícitas en el guión de Hampton Fancher y Michael Green, mientras que la búsqueda del amor y el anhelo por ser deseado genera aquí fuertes y extremas referencias a la realidad virtual y la inteligencia artificial, cuerpos y sexualidad digitales que quieren llenar el vacío emocional del replicante. Porque las emociones no son el punto fuerte del protagonista, compuesto por un sólido Ryan Gosling cuya carismática presencia en pantalla es ideal para componer a tipos lacónicos al estilo Drive, galanes que no mueven un músculo de la cara, pero a quien en este film se le echa en falta quizá un poco más de la expresiva humanidad que se le demanda en momentos clave. Aunque para eso ya está Harrison Ford.

DVD, Blu-ray, Plataformas digitales
Distribuye: Sony
Extras: Español e inglés 5.1. Documentales.
También te pueden interesar
  • Últimos comentarios de los lectores (2)

    3587 | Daniel Soto - 2017-10-09 18:58:50
    he tenido que soportar las risibles opiniones de gente normal, ajena a la épica y bella película original, quienes esperaba algo mas "entretenido" tipo star wars (cursi y lleno de clichés) ¬__¬ .. las opiniones mas serias coinciden en que tal vez no destaca demasiado por sí misma y que en parte es sumisa de la atmósfera creada por Ridley, y va .. lo acepto en cierta forma se tiene razón, pero aún así es digna secuela, y se aprecia su esfuerzo por cumplir las expectativas , el cual fue enorme en todos los sentidos, lado estético, trama, moralina filosófica, BSO ,etc. Vamos , por ponerlo así, a Denis le encargaron re-pintar la Sixtina, y se animó a hacerlo. Y para mi lo hizo bastante bien. Creí que mi generación no sabría nada de Blade Runner en estos tiempos, y que buena onda que al parecer habrá todavía para rato.
    3585 | José Antonio - 2017-10-07 01:40:05
    Blade Runner 2049.
    Veréis: No me distingo por ser un cinéfilo, no soy un estudioso del séptimo arte, ni siquiera me gustan algunos de los grandes mitos del cine de todos los tiempos, ahora bien, quiero expresar mi opinión acerca de Blade Runner 2049, dado que es la película que más me ha fascinado desde que tengo uso de razón.
    Antes de que salgan (si no lo han hecho ya) las críticas de los expertos en el tema, tengo que decir que, aunque es inevitable compararla con la primera película, amabas películas tienen algunas similitudes.
    Para empezar, supongo que provocará buenas y malas sensaciones, igual que sucedió con el film de 1982. Nadie por aquellos entonces daba un duro por la arriesgada puesta en escena de una historia utópica cargada de moralina, que fue clonada con muchas y variopintas versiones, teniendo (o no) la primera versión como modelo.
    Scott creó aquella atmósfera, tanto sonora como visual, con esa lluvia incesante, las neblinas ascendentes, los seres que poblaban las calles y sobre todo esa constante y amarga predicción del futuro, que me marcó de por vida, hasta el punto de que cuando llegó el momento de su lanzamiento en VHS, corrí al videoclub, para alquilar la película y ver qué me faltó por descubrir de aquella maravillosa trama. Aún sigo en ello, pero esa, es otra historia. Ridley fue tachado (lo recuerdo perfectamente) de utilizar una “estética muy próxima al videoclip”, nunca entendí esa crítica que le acompañó hasta bien entrados los noventa, en mi opinión, esos tonos azulados en la fotografía me impresionaron. Hoy está considerada una “Película de Culto” en cuanto a la ciencia ficción se refiere, pero en su estreno en nuestro país al menos, no recibió muy buenas críticas, he aquí su posible primera semejanza con esta nueva entrega y/o continuación de la versión primera.
    La parte sonora, en lo que a la composición musical se refiere, está bien traída (como se dice ahora), aunque da la sensación de que no termina de arrancar la parte, en la que la novedad sustituye a unos pocos pasajes de la banda sonora del primer título, incluso puede hacerse repetitiva. Eso sí, en ciertos momentos de la película, te pone la “piel de gallina” volver a escuchar las notas creadas por Vangelis, para la que a mi juicio, es una de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos. Mención aparte para los efectos sonoros, como era de esperar por cuestiones obvias, son muy superiores a la primera película. Te amartillan al asiento, producen cierto desasosiego que unido a la lentitud del ritmo del film hace que las dos películas vuelvan a coincidir en un segundo aspecto, la comunión perfecta ente imágenes y sonidos.
    En cuanto al reparto, creo que todos sin excepción realizan un trabajo muy correcto. Gosslin, aún con su inexpresividad cumple (como siempre) con su cometido, aunque no importa, para eso está Ford, que nivela el corte. Las chicas también muy correctas. Por poner un pero, Ana de Armas. Quizá no acabe de encajar en el papel, no entraré en detalles, no sea que este post lo lea alguien y me tache de hacer un spoiler. Mención aparte merece un Eduard James Olmos, que aunque fugazmente también te retrotrae a la primera película.
    Para finalizar, la dirección, fotografía y montaje de Blade Runner 2049, me ha llevado a pensar (resumiendo claro está) que es una película muy preciosista, con esos largos silencios, esas tomas largas… no sé, parece que más que una continuación sea un homenaje del director a la primera película, da una constante sensación de idolatría a Blade Runner, claro que es solo mi opinión, es como lo he percibido.
    En fin, que me ha gustado la película, creo que es buena. Aclarando no obstante que el estreno de 1982 es insuperable, en los tiempos presentes o en venideros y por mucho que avancen las tecnologías para con cine, el alma de una película no se consigue con nuevos efectos técnicos, sonoros o visuales, ni siquiera con actores y actrices de primer orden, se consigue con la magia que se produce cundo absolutamente todos los elementos que pueden influir, convergen en una misma línea. Muestra de ello, es la cantidad de intentos fallidos con títulos tan memorables como El Exorcista, Álien, Star Wars y una larga lista de títulos que no menciono por si ofendo.
    Si os impactó Blade Runner como a mí, os gustará Blade Runner 2049. Si no conocéis la primera película, vosotros mismos…

    José Antonio
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto