saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Born to Be Blue

Born to Be Blue

Born to Be Blue

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
El príncipe del cool
El príncipe del cool

Acercamiento a la figura de Chet Baker, legendaria estrella del jazz de los años 50 y 60. Nacido en Oklahoma, pronto su delicado modo de soplar la trompeta causó sensación a mitad de siglo, de modo que su sonido lírico fue una de las señas de identidad del ‘cool’ de la costa oeste de Estados Unidos. La historia del trompetista es triste, puesto que viene a corroborar el mito del músico romántico, de vida personal desastrosa, cuyo arte le ensalzó pero también acabó destruyéndole.

El director y guionista canadiense Robert Budreau, que en su corta carrera ya había tratado de la vida del músico en un cortometraje, no entrega propiamente un biopic al uso, pues Born to Be Blue es enteramente un producto de ficción, en donde, eso sí, se toman elementos y sucesos reales de la vida de Baker –su rivalidad con Miles Davis, sus problemas de drogas, su estancia en la cárcel, su severa lesión en la mandíbula– para plasmar un momento de alta crisis vital y profesional que experimentó a mediados de los sesenta y que desembocaría en un nuevo relanzamiento de su carrera. El guión de Budreau hace en este sentido un doble juego, ya que basándose en un acontecimiento verídico –Baker estuvo a punto de rodar un film sobre su vida–, entremezcla con un montaje a veces un tanto audaz e incluso confuso, supuestas imágenes de ese film con la vida de Baker fuera del plató, en donde mantiene un idilio con Jane (entrañable Carmen Ejogo), la actriz que en la ficción interpreta a la ex mujer de Baker, Elaine. En este conglomerado Budreau deja bien claro su fascinación por el talentoso trompetista y ofrece sobre todo imágenes muy bellas, soñadoras, algunas en un metálico blanco y negro, con preciosos planos llenos de claroscuros y reflejos, y otras en que resaltan los colores luminosos y mates de los años 60.

De fondo la historia habla de algo muy conocido, que es la capacidad autodestructora del artista, así como de la dificultad para compaginar el ansia creadora con el amor duradero y la vida familiar. Largamente acarició el actor Ethan Hawke el proyecto de interpretar a Chet Baker –estuvo a punto de hacerlo a las órdenes de su amigo Richard Linklater– y desde luego consigue una meritoria actuación, muy sentida, especialmente en algunas escenas, como en la que interpreta camaleónicamente "My Funny Valentine", una de las enseñas de Baker. Y, por supuesto, en Born to Be Blue los amantes del jazz podrán disfrutar además de algunos otros temas legendarios (doblados para la ocasión por el trompetista David Braid), como "Summertime",  "Over the Rainbow", "A Small Hotel", "I've Never Been in Love Before" o "Let’s Get Lost".

DVD
Distribuye: Universal
Extras: Español e inglés 5.1. Documentales.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto