saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Cars 2

Cars 2

Cars 2

Crítica decine21.com

estrella
6
El complot del biocombustible
El complot del biocombustible

Tras ganar por quinta vez consecutiva la Copa Pistón, Rayo McQueen se dispone a disfrutar de un merecido descanso en Radiador Springs, con su amigo Mate y su novia Sally. Pero es desafiado para que intervenga en el Grand Prix mundial patrocinado por el empresario Axlerod, que está impulsando Allinol, un biocombustible ecológico. Su principal rival es el italiano Francesco, pero realmente el mayor obstáculo para la victoria es una conspiración de grandes proporciones que trata de torpedear el triunfo en el mercado de Allinol. Matte, sin ser consciente de ello, ayuda a unos agentes secretos británicos a destapar el complot.

Pixar celebra su 25 aniversario con una secuela de Cars, dirigida por el “gran jefe” John Lasseter asistido por el codirector Brad Lewis. Para los que miran con lupa a estos creativos estudios de animación, esperando un “pinchazo” con el que cebarse en sus críticas, Cars 2 es una perita en dulce. Porque se trata de una segunda entrega de algo conocido que no deslumbró, y no es evidentemente una obra maestra de la categoría de Toy Story 3. Pero conviene señalar de entrada que ya quisieran muchos estudios contar con muchos “pinchazos” de la categoría de Cars 2.

En contra de lo que cabría esperar, la trama de este film no es la supertípica de rivales que buscan el triunfo en una disputada competición. El guión compuesto por Lasseter, Lewis, Dan Fogelman y el creador de la serie automovilística Drive Ben Queen se encuentra más próximo a las películas de la saga Bond, lo que se evidencia en la espectacular e intrigante secuencia de apertura en medio del océano, una operación secreta ejecutada por el agente británico Finn McMissile que nada tiene que envidiar a aquellas en que se ve envuelto habitualmente 007. Eso sí, tamizado todo por el humor de Mate, la simpática y no superinteligente grúa amigo de McQueen, que se encuentra como pez fuera del agua en la peripecia de espionaje para aportar risas. Algunos de los gags son verdaderamente tronchantes, aunque uno llega a preguntarse si algunos no son ocurrentes descartes de los cartoons de tres minutos de Cars Toon: los cuentos de Mate, recuperados para la ocasión.

Como columna vertebral se mantiene una idea básica en las películas Pixar, la de la amistad que debe superar diversas pruebas. Aquí se insiste precisamente en que amistad no significa ausencia de diferencias entre los amigos, sino el esfuerzo por superarlas, a través del perdón si es el caso. Lasseter demuestra además estar por encima de correcciones políticas en la subtrama del combustible saboteado, algo que se agradece en un mundo donde ciertos imperativos resultan muy, muy cargantes; y se apunta a lo fácilmente manipulables que pueden ser las personas descontentas.

Por supuesto hay que destacar la perfección técnica de la animación, cada vez más deslumbrante. La variedad de vehículos, barcos y aviones es fantástica, y sobresale su enorme expresividad. La emoción de las carreras es grande, y la recreación de algunas ciudades, especialmente Londres, resulta francamente llamativa.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto