saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Cita a ciegas con la vida

Cita a ciegas con la vida

Mein Blind Date mit dem Leben

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Cita a ciegas con la vida

La increíble e inspiradora historia de un prometedor estudiante casi ciego, que supera la adversidad con una determinación extraordinaria para cumplir su sueño de trabajar en un hotel de lujo.

Galería de imágenes

Cita a ciegas con la vida
Cita a ciegas con la vida
Cita a ciegas con la vida
Cita a ciegas con la vida
Cita a ciegas con la vida
Cita a ciegas con la vida
Cita a ciegas con la vida
Cita a ciegas con la vida

Crítica decine21.com

estrella
5
La felicida es el camino
La felicida es el camino

Una película inspirada en hechos reales, la peripecia del joven Saliya Kahawatte, hijo de padre cingalés y madre alemana, que sueña con una carrera en el mundo de la hostelería, pero al que una inesperada discapacidad visual –su capacidad para ver está reducida al 5%– le pone las cosas muy difíciles. Como sus solicitudes de empleo son rechazadas por su minusvalía, toma la decisión de ocultar su casi-ceguera, gracias a lo cual es admitido en el programa de formación de un lujoso hotel de Munich. Allí hace migas con Max, otro joven en período de formación, que descubre su problema y le ayuda.

El alemán Marc Rothemund brilló con luz propia en otra historia real, la de Sophie Scholl: Los últimos días. Aquí el resultado es bastante más irregular, no acaba de dar con el tono adecuado para la historia, tal vez porque él mismo no lo tiene demasiado claro.

Quizá temerosos de que su historia de superación personal resultara demasiado dramática, los guionistas Oliver Ziegenbalg y Ruth Toma le añaden unas notas de humor contraponiendo el carácter serio y determinado de Saliya, con el del ligón e informal Max; y se plantea además la historia de amor de Saliya con una joven proveedora de alimentos de una granja, que tiene un hijo pequeño.

El problema estriba en el desequilibrio entre los diversos elementos, el brusco paso de una atmósfera a otra. Y falta habilidad a la hora de introducir información y subtramas, por ejemplo cuando el protagonista se deprime, o en lo relativo a los problemas a que se enfrenta la familia de Saliya. El uso de la cámara subjetiva desenfocada es más o menos eficaz, en cambio amplificar los sonidos en ocasiones se hace puntualmente con poca gracia.

Hay buenos sentimientos, con la idea solidaria de fondo de ayudar a quien se encuentra en dificultades, el apoyo de familia y amigos; pero se hace difícil de aceptar lo que se nos cuenta, de algún modo parece contarse con que el espectador padezca también algún tipo de ceguera que le impida distinguir con nitidez los defectos de una trama que podía haber sido mucho más redonda, y que obliga en exceso a la suspensión de la incredulidad. El metraje es además excesivo, con reiteraciones en situaciones donde el disimulo de Saliya podría ser descubierto, o escenas sobrantes que nada aportan, como la bajada de una colina en bicicleta.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto