saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Cosas de la edad

Cosas de la edad

Rock'n Roll

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Cosas de la edad

Disparatada comedia en la que los actores se interpretan a sí mismos. Una certera parodia que ilustra hacia dónde nos lleva nuestra sociedad, en la que la imagen y ser (o parecer) joven lo son todo. Canet, famoso actor de 40 años recién cumplidos, está dejando de recibir papeles de “joven”, que es como él se siente. Por ello, iniciará una carrera, sin sentido del ridículo ni vergüenza, para recuperar la juventud perdida.

Galería de imágenes

Cosas de la edad
Cosas de la edad

Crítica decine21.com

estrella
5
Perder el norte
Perder el norte

Una de esas películas que mezcla la realidad y la ficción, con los actores interpretándose a sí mismos, buscando un efecto cómico con el supuesto sano ejercicio de reírse de uno mismo, aunque no deje de flotar en la narración un acento profundamente narcisista. Aquí es Guillaume Canet el que emprende la senda seguida por otros artistas como Larry David (Larry David), Jorge Sanz (¿Qué fue de Jorge Sanz?) o Berto Romero (Mira lo que has hecho).

En efecto, Guillaume Canet se encuentra inmerso en el rodaje de una película, pero se encuentra acomplejado porque le ofrecen papeles de tipo maduro, cuando el se sigue sintiendo joven y guay, puro rock'n roll. Así, le irrita profundamente que su compañera de reparto, Camille Rowe, le vea como un carroza, que ya no se corre juergas y llega prontito a casa con su mujer Marion Cotillard y su hijo, aunque él insiste en que es su pareja y que sí se corre francachelas con sus amigotes. Lo que parece una típica crisis de los cuarenta, o de la edad madura, en su caso se convierte en una verdadera caída cuesta abajo, pues en su preocupación por parecer más joven se pone ajustadísimos pantalones, y empieza a ponerse cachas, entre otros objetivos que le distancian de Marion.

Hay momentos graciosos, con muchos cineastas haciendo de sí mismos, y se critica con acierto la obsesión por el aspecto físico de los actores. Pero aparte de que se peca de frivolidad tontorrina, quizá las dos horas de metraje resultan excesivas, con muchos pasajes reiterativos, los momentos en que Guillaume se pasa de la raya en los rodajes, y los pasajes oníricos. Aunque sí se acierta en el desenlace hollywoodiense, el colmo del disparate.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE