saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
El ataque de los clones

El ataque de los clones

Star Wars: Episode II - Attack of the Clones

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
Romance en una galaxia muy lejana
Romance en una galaxia muy lejana

Anakin Skywalker está ya crecidito. Diez años han pasado desde que corriera la célebre carrera de vainas, período durante el cual ha sido adiestrado en el manejo de la fuerza por su maestro, el caballero jedi Obi-Wan Kenobi. La fuerza es poderosa en el joven Anakin, pero a la vez se nota en él una buena dosis de rebeldía. Esto se hace patente cuando debe perseguir a un misterioso personaje que atenta contra Padmé Amidala, momento en el que arriesga con valor, pero alocadamente, su vida. Para colmo, su reencuentro con Padmé toca su corazoncito. El chico se enamora perdidamente, a pesar de que los caballeros jedi deben permanecer célibes, para servir mejor al lado luminoso de la fuerza.

Las amenazas de grupos separatistas están poniendo a la galaxia y su república al borde del colapso. Intrigas en el Senado, donde Padmé defiende la causa de la paz, parecen hacer inevitable la confrontación. Mientras Obi-Wan investiga una oscura trama, que está llevando a la creación de un poderoso ejército de clones, Anakin se convierte en guardaespaldas (y en algo más, el muy pillín) de Amidala.

La amenaza fantasma fue uno de los filmes más esperados de los últimos tiempos. No en vano, se trataba de retomar una de las sagas míticas de la historia del cine. Por ello, por las expectativas, aunque el resultado no fue perfecto, a George Lucas se le perdonó la cosa. Pero no podía fallar una segunda vez. El cineasta lo sabía, y por ello se ha esforzado con un film más movidito y complejo, con muchísimos guiños a los incondicionales de La guerra de las galaxias. Donde vemos a Anakin deslizarse poco a poco por las oscuridades de la fuerza, conocemos un poco más del emblemático Boba Fett, y vemos a Jar Jar Binks retirado a un discreto segundo, e incluso tercer plano. Lucas hasta se arriesga con una historia de amor, a la que sólo se puede reprochar el despiste del consejo jedi, incapaces de darse cuenta de que Anakin bebe los vientos por Amidala. Y vemos en acción a los moradores de las arenas, en una escena de destrucción que tendrá su imagen reflejada en el conocido Episodio IV, ahora rebautizado como Una nueva esperanza. Por cierto que la entrada en un bareto también retrotrae a la escena del saloon de la primera película de la saga.

Los nuevos fichajes

Como es de suponer, una nueva entrega de La guerra de las galaxias lleva consigo nuevos personajes. De ellos nos quedamos con dos: por un lado Anakin adolescente, al que da vida Hayden Christensen. Con su coletilla y su rostro pelín malicioso, da el tipo perfecto de jovencito algo caprichoso y rebelde, carne de cañón para sucumbir en el lado oscuro de la fuerza. Por otra parte tenemos al conde Dooku, encarnado por una leyenda viviente del cine de terror: Christopher Lee, que con más de 200 filmes a sus espaldas, es recordado como la criatura de Frankenstein, el conde Drácula o Fumanchú. Aquí, como el conde Dooku, parece un auténtico clon de su mago Saruman el Blanco en El señor de los anillos.

Yoda digital
Yoda digital

Una de las novedades que nos trae El ataque de los clones es el personaje de Yoda. No sólo porque le conocemos un poco más, y hasta le vemos en plan belicoso y saltarín con su espada láser, batiéndose el cobre con el Conde Dooku. Sino porque en esta ocasión Yoda no es una marioneta manejada hábilmente por Frank Oz. En el film Oz sólo presta su voz al personaje, pues Yoda ha sido creado por ordenador, y no hay ni una sola escena en que el sabio jedi sea un muñeco. El desafío era que el espectador no notara diferencia con respecto a las otras películas, y a fe nuestra que Lucas y sus chicos lo han conseguido.

Lucas visionario

George Lucas. Quería contar unas historias pero, pensaba, la tecnología no estaba lista todavía para ello. Era 1977, y a pesar de esas carencias, rodó la trilogía original de La guerra de las galaxias. Luego, se bajó de la silla de director, e impulsó los trabajos de una de sus compañías, Industrial Light & Magic, especialista en efectos especiales. De allí salieron los dinosaurios de Parque jurásico o el robot líquido de Terminator 2. Cuando los efectos le parecieron suficientemente buenos, decidió “arreglar la fachada” a su trilogía y reestrenarla. Y después, a rodar otra vez, en una galaxia lejana y cercana.

“Para contar el tipo de historias que quería, he tenido que forzar el medio. Siempre hay que intentar nuevas cosas, conseguir una visión nueva o empujar un poquito más usando un nuevo truco o una nueva tecnología.” Y la apuesta de Lucas es el formato digital. No rodar con celuloide, sino con cámaras de vídeo de alta definición, que permiten manipular las imágenes hasta el infinito con el ordenador. Según Lucas, estas nuevas herramientas no sólo no aplastan la creatividad del cineasta, sino que son una increíble ayuda para su imaginación: “Tener muchas opciones significa que hay que tener más disciplina, pero es el mismo tipo de disciplina que requieren un pintor, un novelista o un compositor. En cierta manera trabajar en digital es mucho menos frustrante que trabajar en celuloide, aunque tampoco significa que no haya límites hagas lo que hagas.”

Las ventajas de rodar en digital son múltiples. Permite ver lo rodado inmediatamente, y hacer múltiples probatinas. Ahorra película y laboratorios, procesos siempre costosos. El futuro va por aquí, y así se lo hizo ver Lucas a un grupo de colegas (Francis Ford Coppola, Robert Rodríguez, Steven Spielberg, Michael Mann, James Cameron, Ron Howard, Robert Zemeckis, Martin Scorsese, Oliver Stone, o sea, la flor y nata del cine americano) a los que reunió durante dos días para hablar del cine del siglo XXI: el cine digital.

Amor en Sevilla
Amor en Sevilla

Una plaza circular hermosísima, arcos de herradura… Por allí pasean sus tímidos amores Anakin y Padmé, y se supone que estamos en un exótico planeta. En realidad, como toda Sevilla sabe, estamos en su Plaza de España, escenario escogido por Lucas para rodar una escena del film, y luego manipulado digitalmente a su antojo. Como se puede ver en los extras del DVD, la escena era aún más larga. Y es que Lucas ha cortado algunos de los momentos que ayudaban a entender mejor el romance de los dos jóvenes.

Homenaje al cine de romanos

En La amenaza fantasma la referencia al cine de romanos era Ben-Hur, cuya carrera de cuádrigas era homenajeada en la célebre carrera de vainas. Aquí tenemos otra cita al género. En esta ocasión se trata de Quo Vadis?, con la escena en la arena del circo, y Amidala en peligro sobre una peligrosa fiera galáctica.

DVD
Distribuye: Fox
Extras: Español e inglés 5.1. Comentarios del director y equipo técnico. 8 escenas eliminadas. Documentales “De guiñoles a pixels” y “Previsualización”. El sonido. Cortos galardonados en internet. Vídeo musical. Tráilers.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto