saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
El ciudadano ilustre

El ciudadano ilustre

El ciudadano ilustre

Principales intérpretes

Premios: 1 Goya (más 1 premio) Ver más
Goya
2017
Ganadora de 1 premio
  • Película Iberoamericana
Ganadora de 1 premio

Sinopsis oficial

El ciudadano ilustre

Daniel Mantovani es un escritor argentino que vive en Europa desde hace más de tres décadas, consagrado mundialmente por haber obtenido el premio Nobel de literatura. Sus novelas se caracterizan por retratar con maestría y despiadada crudeza la vida en Salas, el pequeño pueblo de Argentina en el que nació y al que no ha regresado desde que era un joven con aspiraciones de escritor. Entre la profusa correspondencia que recibe diariamente, le llega una carta de la municipalidad de Salas en la que lo invitan a recibir el máximo reconocimiento del pueblo: la distinción de Ciudadano ilustre. Sorprendentemente, y a pesar de sus importantes obligaciones y compromisos, Daniel decide aceptar la propuesta y regresar a Salas, su pueblo natal.

Galería de imágenes

El ciudadano ilustre
El ciudadano ilustre
El ciudadano ilustre
El ciudadano ilustre

Crítica decine21.com

estrella
7
El Premio Nobel
El Premio Nobel

Tras recibir el premio Nobel de Literatura el escritor Daniel Mantovani, afincado en Barcelona, entra en un periodo de tranquilidad artística en donde tampoco siente ganas de acudir a las continuas invitaciones que le ofrecen, cenas, galas, galardones, en donde su prestigio sería tan bien recibido. Pero un día llega una carta procedente de Salas, su pueblo en Argentina, en donde le ofrecen ser investido como “Ciudadano ilustre”. Después de casi cuarenta años de ausencia quizá sea el momento de volver a la fuente de sus relatos, de revivir viejos tiempos, la infancia, las antiguas amistades y las novias olvidadas.

Notable comedia negra en donde el trío formado por los directores Gastón Duprat y Mariano Cohn, y el guionista Andrés Duprat, da muestras de una enorme capacidad de volver esperpéntica la realidad cotidiana, como ya hizo con éxito con su film El hombre de al lado. En este caso, una situación de lo más sencilla e incluso enternecedora –el regreso al pueblo de la infancia– se va convirtiendo poco a poco en una pesadilla, un poco en la línea siniestra de las historias de Relatos salvajes, si bien no tan concentradamente incisivas. Pero aquí las conversaciones, los encuentros, las miradas, que comienzan con parabienes, sonrisas y aplausos, se van envenenado con el paso de las horas, de los días, hasta el punto de adquirir proporciones pavorosas y enloquecidas ante el horrible estupor del protagonista.

El contraste entre la ciudad y el pueblo, entre el espíritu abierto, más universal, que proporciona la perspectiva de rozarse con ambientes, personas y culturas diversas propias de las grandes urbes, y la estrechez pueblerina, opresiva intelectualmente, de quienes no permiten más mundo que el que conocen, con una endogamia social que va empequeñeciendo cada vez más el horizonte personal hasta llegar a la pura mezquindad de los habitantes, es sin duda el tema principal de El ciudadano ilustre, un film ejemplar para comprobar hasta qué surrealista ruindad es capaz de llegar el ser humano.

Por otra parte, El ciudadano ilustre denuncia a las claras la envidia y la hipocresía que se adueña tan a menudo de la sociedad contemporánea, cuando se trata de dar homenajes o impartir soflamas a personalidades que han triunfado de uno u otro modo, y también de cómo esos agraciados se dejan también agasajar por ellos en un ejercicio de narcisismo que muchas veces se opone rotundamente a sus opiniones. Resulta ejemplar el inicio del film, en donde el protagonista pone en jaque a la élite intelectual del Premio Nobel, una apuesta por la coherencia que le costará sangre cuando el pueblo le devuelva la misma moneda.

El ciudadano ilustre es un film diferente, divertido y oscuro, lúcido y amargo a medida que va mostrando sus intenciones. Algunas escenas están especialmente logradas, como el delirante paseo en el camión de bomberos, la entrevista televisiva o las que tienen que ver con el concurso de pintura o la tensa cena en la casa de sus antiguos amigos. Y el actor Óscar Martínez (El nido vacío, Capitán Kóblic) hace un trabajo extraordinario, es el completo dueño y señor de la función, presente en cada uno de los fotogramas tiene tal presencia, dicción, seriedad y verosimilitud que en muchas ocasiones el espectador creerá estar viendo un reportaje o documental sobre la vida sencilla de cualquier personaje distinguido. Y es que el desenlace lo deja claro: cuando hablamos de arte, la alternativa entre ficción o realidad es lo de menos.

DVD, Blu-ray, Plataformas digitales
Distribuye: A Contracorriente
Extras: Español 5.1. Documentales.
También te pueden interesar
  • Últimos comentarios de los lectores (1)

    2844 | Adriana - 2017-01-21 17:04:50
    Una pelicula para sumar a la campaña antiargentina. Pensé que trataba el tema desde una óptica universal siempre hay un derrotero hacia el que triunfa lejos de su pueblo. Pero esa riqueza del 1º mundo???. No me resulto creible, el trabajo de los actores excelente.
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto