saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
The Vessel (El navío)

The Vessel (El navío)

The Vessel

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

El navío

Diez años después de que un tsunami arrasara la escuela de una pequeña aldea, Leo un joven local sobrevive entre las aguas a un accidente en el que todos le dan por muerto. En pocos días, Leo sorprende a todos rescatando los restos de las aulas para construir con ellos un Navío que despertara las pasiones del pueblo, adormecido durante demasiados años.

Galería de imágenes

The Vessel (El navío)
The Vessel (El navío)
The Vessel (El navío)
The Vessel (El navío)
The Vessel (El navío)
The Vessel (El navío)
The Vessel (El navío)

Crítica decine21.com

estrella
7
El mal de Hamelín
El mal de Hamelín

Un pueblecito costero del que no se revelan más datos, aunque todo indica que está situado en América Central o del Sur. Un maremoto asoló la escuela primaria diez años atrás, acabando con las vidas de todos los niños, y de su maestro. Leo, uno de los vecinos más jóvenes, que ha sobrevivido a un accidente entre las aguas en el que todos le han dado por muerto, comienza a construir un barco con los restos del colegio, lo que levantará suspicacias…

Terrence Malick ejerce como productor ejecutivo en el debut en el largometraje como realizador y guionista del estadounidense de origen cubano Julio Quintana. Éste logra por un lado entidad propia, no rueda una imitación barata del cine de su mentor y tiene contenido que aportar, pero por otro queda claro que parte de los hallazgos de El árbol de la vida, por muchas cosas, entre ellas su montaje lírico, una fotografía del hasta ahora poco conocido Santiago Benet Mari sugerente y cercana a los personajes, muy en la línea del trabajo para aquélla de Emmanuel Lubezki, y sobre todo por su temática trascendente.

Aquí se aborda el mal de Hamelín, pues tiene un punto de partida que trae a la memoria El dulce porvenir, aunque esta vez no se cita expresamente el cuento del flautista. Queda un film muy distinto al de Atom Egoyan, centrado en la esperanza, y la necesidad de retomar la vida, y seguir hacia delante pese a que haya acontecido una tragedia terrible que prácticamente ha acabado con el futuro. Todo se expresa a base de sugerencias y símbolos, con miradas y silencios que lo dicen todo, por lo que queda un trabajo muy sutil.

No sobra ni falta nada, lo que pocas veces logra un novato. Aunque todo indica que el ajustado presupuesto no daba para filmar metraje de más, El navío ofrece la impresión de estar muy limado, como los trabajos del hombre que en la mesa de montaje de La delgada línea roja llegó a dejar fuera a estrellas como Bill Pullman, Gary Oldman, Lukas Haas, Viggo Mortensen, Mickey Rourke y hasta a su protagonista de Malas tierras, Martin Sheen.

Este último también apoya esta propuesta, realizando un sobrio retrato de un sacerdote, desesperado porque no consigue que sus feligreses recuperen la fe. Estamos quizás ante su mejor trabajo desde El lado oeste de la Casa Blanca, aunque no desmerece, como Leo, el primerizo Lucas Quintana, hermano del director, ni el resto de competentes secundarios, todos de Puerto Rico, donde se ha llevado a cabo el rodaje. Se estrena en países como España la versión en inglés, pero según parece ha circulado en otros sitios una copia en español, en la que el actor de Apocalypse Now realizaba el esfuerzo de hablar en la lengua de sus ancestros gallegos.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine