saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
El planeta de los simios (2001)

El planeta de los simios (2001)

Planet Of The Apes

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
5
Los monos mandan
Los monos mandan

Tim Burton ofrece una nueva visión de la historia de "El planeta de los simios". El director, que odia que califiquen su film de remake, ha buscado una mayor fidelidad a la novela original de Pierre Boulle, y trata de no entregar un simple clon de la película original. De modo que destapa el frasco de su genio cinematográfico y logra una gran aventura. Porque ha preferido dejar un poco de lado la visión pesimista acerca de la condición humana, y centrarse en una trama trepidante.

De nuevo tenemos a un astronauta (eficaz Mark Wahlberg) que, atrapado en una tormenta magnética, va a parar a un planeta donde los simios son los amos, y los humanos son tratados como poco más que animales. Aunque en la versión burtonesca los humanos hablan, por lo que su condición se asemeja más a la de los esclavos negros de hace menos de dos siglos en el continente americano.

El reparto del film es de campanillas. Además de contar con Wahlberg para emular a Charlton Heston, tenemos a Tim Roth como el chimpancé general Thade, a Michael Clarke Duncan dando vida al gorila Attar, y a Paul Giamatti como el orangután Limbo. Entre las féminas, tenemos a Helena Bonham-Carter como la inteligente doctora Ari, y a la modelo de Chanel Estella Warren como la humana Daena.

Burton mira con respeto su referencia clásica, y quizá los signos de reconocimiento de su particular y desbordante mundo interior están más ocultos que en otras ocasiones (hablamos, no lo olvidemos, del autor de dos entregas de Batman (1989), Eduardo Manostijerass, Ed Wood y Sleepy Hollow). De todos modos, los experimentos genéticos con monos conectan con su constante revisión de la figura de Frankenstein; y la doctora simia, defensora de los derechos humanos, no está lejos de sus clásicos personajes 'outsiders', patitos feos que no son bien comprendidos por las personas que están a su lado. Y no faltan algunos detalles de su humor delirante, como la niña simia con su mascota humana.

A buen final no hay mal principio

Tanto la novela de Pierre Boulle como el film de 1968 ofrecían una sorpresa final que dejaba al lector o espectador con el corazón en un puño. Tim Burton no ha querido ser menos, y también el guión de William Broyles da una nueva vuelta de tuerca a los problemillas que pueden surgir en los viajes espaciales. Aunque la cosa tuvo su polémica, pues el también director Kevin Smith, creador de cómics, afirmó que la idea del final se la había copiado Burton de una de sus historietas gráficas. El amigo Tim se ha negado a hacer comentarios al respecto.

¿Quién es la más mona?
¿Quién es la más mona?

He ahí la cuestión que se le plantea a Mark Wahlberg. Arrojado en un planeta inesperado, donde los humanos son poca cosa, se siente atraído de modo distinto por dos mujeres. Por un lado la superguapa (y humana) Estella Warren; y por el otro la inteligente (y simia) Helena Bonham-Carter. Según hace más caso a una u otra, aparecen los inevitables celos en la que se siente momentáneamente ignorada.

Charlton Heston: regreso al planeta de los simios

La versión de Schaffner de 1968 se asocía inmediatamente a la imagen de Charlton Heston en taparrabos, tratando de demostrar su racionalidad a unos escépticos simios con aires de superioridad. Era lógico que Tim Burton y compañía tuvieran ilusión por contar con la presencia del mítico actor en su película. Aunque Heston no figura en los créditos, hace el papel de Zaius, el padre del general Thade. Y tiene una escena memorable con diálogo, en que, agonizante, advierte a su hijo acerca de los peligros potenciales que encierra el ser humano.

Maquillaje alucinante
Maquillaje alucinante

Tim Burton lo tenía claro: “No queríamos que la interpretación quedara mermada. Por tanto, Rick Baker diseñó un maquillaje especial para que los actores que interpretaban a los monos pudieran disponer de una amplia capacidad de expresión.”

Con estas ideas en la cabeza, Baker se puso manos a la obra: “el maquillaje de la película original era muy bueno para su época, pero contaban prácticamente con una única estructura –modelos de gorila, chimpancé y orangután–, que se replicaba para todos los personajes. Todos tenían la misma capa peluda en sus espaldas y la misma nariz en forma de botón. Tenían dientes, pero no se podían apreciar. Yo quería conseguir que todos nuestros monos tuvieran unos labios ágiles que permitieran apreciar sus dientes. Creo que ver los dientes es muy importante para apreciar su capacidad de hablar.” En efecto, en el film de 1968 los dientes estaban pegados a la boca, lo que impedía una movilidad natural. Además, añade Baker, “quería que cada personaje simiesco fuera absolutamente diferente. Me gusta dotarles de personalidad, darles unas características individualizadas.”

Apostamos pincho de tortilla y caña a que El planeta de los simios gana el Oscar al mejor maquillaje... siempre que los hobbits, elfos, enanos y orcos de El señor de los anillos lo permitan.

Clásico incontestable

Un clásico incontestable. Eso es El planeta de los simios en su versión de 1968, que dejó muy tocados a los “jóvenes carrozas” que la vieron en el momento de su estreno. La peli de Franklin J. Schaffner presentaba un final alucinante. Las imágenes de un Charlton Heston llorón ante los restos de cierta conocida estatua quedaron para siempre indelebles en la memoria cinéfila del espectador. Tal fue la pegada del film que conoció un montón de secuelas: Regreso al planeta de los simios (1970), Huida del planeta de los simios (1971), La rebelión de los simios (1972) y La batalla del planeta de los simios (1973).

DVD
Distribuye: Fox
Extras: Español e inglés 5.1. Documentales. Así se hizo. Comentarios. Escenas ampliadas. Escenas multiángulo. Videoclip. Bocetos. Posters y elementos promocionales. Fichas.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto