saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
El techo del mundo

El techo del mundo

Tout en haut du monde

Sinopsis oficial

El techo del mundo

1882. Sant Petersburgo. Sasha, una jovencita de la aristocracia rusa, ha estado siempre fascinada por la vida aventurera de su abuelo, Olukin. Olukin fue un famoso explorador que construyó un magnífico barco rompehielos, el Davai, que no regresó de su última expedición a la conquista del Polo Norte. Sasha decide partir hacia el Gran Norte siguiendo la pista de su abuelo para recuperar la famosa nave.

Galería de imágenes

El techo del mundo
El techo del mundo
El techo del mundo
El techo del mundo

Crítica decine21.com

estrella
7
En busca del abuelo perdido
En busca del abuelo perdido

Hermosa historia animada de aventuras, ambientada en la Rusia del siglo XIX. Sigue a Sacha, una jovencita de la aristocracia rusa, que no se da por vencida cuando se afirma que la expedición de su abuelo Oloukine al Polo Norte ha sido un fracaso, y que nada se puede hacer para dar con su paradero, pues nada se sabe a ciencia cierta de en qué ha parado su exploración. Tras los intentos inútiles para persuadir al consejero científico del mismísimo zar, y ante la incomprensión sobre todo de su padre, Sacha emprende un viaje por su cuenta que le lleva a un puerto, desde donde espera viajar al Polo Norte. Pero deberá antes aprender los oficios más sencillos y sufrir alguna que otra humillación. Nada le hará desistir en su difícil búsqueda.

Una auténtica joyita, coproducción de Francia y Dinamarca, funciona muy bien gracias a un sólido guión, con momentos muy conmovedores y un realismo poco habitual en la animación; los personajes están bien perfilados, empezando por la heroína, de férrea determinación, y que va madurando, pero también los secundarios: la posadera, el petulante consejero, los padres, el grumete, el capitán y su segundo de abordo, los distintos tripulantes del barco... Además suma cualidades pedagógicas, desde una pequeña lección de geografía e historia, a los virtudes y defectos que se apuntan en la actuación de unos y otros.

El dibujo, de líneas y contornos suaves, resulta perfecto, sobre todo en los pasajes en el mar, entre gélidos bloques de hielo. La música acompaña muy bien. Dirige el debutante en el largo Rémi Chayé, que antes había participado en filmes como El secreto del libro de Kells, de hecho los dibujos vaporosos aquí evocan a dicho film.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto