saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Fuego en el mar (Fuocoammare)

Fuego en el mar (Fuocoammare)

Fuocoammare
Premios: 1 Festival de Berlín Ver más
Ganadora de 1 premio
  • Oso de Oro

Sinopsis oficial

Fuego en el mar (Fuocoammare)

La isla de Lampedusa es el punto más meridional de Italia, que desde 1990 se ha convertido en un lugar masivo de desembarco de inmigrantes ilegales procedentes de tierras africanas. En poco más de 20 años, más de 20.000 personas se han ahogado durante la travesía para alcanzar lo que para muchos supone una vía de entrada a Europa, y que les debería permitir escapar de la guerra y del hambre.

Samuel vive en la isla, tiene 12 años, va a la escuela y le gusta tirar con la honda e ir de caza. Le gustan los juegos de tierra, pese a que todo a su alrededor habla del mar y de los hombres, mujeres y niños que intentan cruzarlo para llegar hasta allí.

Galería de imágenes

Fuego en el mar (Fuocoammare)
Fuego en el mar (Fuocoammare)

Crítica decine21.com

estrella
6
La tragedia nuestra de cada día
La tragedia nuestra de cada día

Tres años después de llevarse el León de Oro en Venecia con Sacro GRA, el italiano Gianfranco Rosi ha arramblado con el Oso de Oro con Fuego de mar, otro singular y algo tedioso documental de creación, de importante contenido social. En esta ocasión pone en su punto de mira la tragedia de los inmigrantes que llegan a la isla de Lampedusa desde África, varios cientos de los miles de personas, de los cuales más de 25.000 han muerto tratando de alcanzar una vida mejor.

El mérito de Rosi es incrustar esta realidad dentro de la cotidianeidad de los habitantes de Lampedusa, como un elemento más del paisaje social, como si hubiera formado parte desde siempre de todo lo que constituye su idiosincrasia ancestral.

La idea es seguir lacónicamente a un chaval, Samuele Pucillo, y su entorno familiar, sus ratos libres jugando con el tirachinas, el acostumbramiento a los vaivenes del mar y los posibles mareos, sus idas a la escuela, el descubrimiento de que tiene un ojo vago con el que apenas ve, y que deviene, tal vez, en subtexto de las tragedias que no vemos, o a las que nos acostumbramos, como la de los inmigrantes subsaharianos.

Con imágenes sobrias, bellas pero no preciosistas, se combinan las peripecias de Pucillo con el testimonio de un médico que atiende a los recién llegados a la isla, y explica que a pesar de los años no se ha acostumbrado al horror que ha visto. Un horror que vemos a través de personas con los que no llegamos a familiarizarnos, y que seguimos en los controles sanitarios y en los momentos de espera; y sobre todo en las duras escenas donde están enfermos o hacinados en un barco, aunque lo peor es ver los cadáveres de los que ya no volverán a gozar de la luz del sol.

Quizá la gran paradoja del film, que invita a pensar, estriba en la falta de emoción: ¿estamos los espectadores demasiado narcotizados con estúpidas sensiblerías y con imágenes de telediarios que nos hacen olvidar la realidad del dolor concreto de cada individuo?

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2016 Contacto