saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Genius

Genius

Genius

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Genius

La turbulenta trayectoria vital de un físico que acabaría convirtiéndose en icono mundial: Albert Einstein. Independiente hasta la médula, brillante por naturaleza y dueño de una curiosidad insaciable. Einstein cambió nuestra idea del universo. Esta serie, a su vez, cambiará nuestra idea de Einstein y cuenta con diez episodios donde toca temas como sus fracasos de juventud y sus primeros logros en el mundo académico, o su emotiva búsqueda de amor y contacto humano. Pinta un retrato certero del auténtico Albert Einstein en toda su complejidad.

Galería de imágenes

Genius
Genius
Genius
Genius
Genius
Genius
Genius
Genius
Genius
Genius
Genius
Genius
Genius
Genius

Crítica decine21.com

estrella
6
Amor y ciencia
Amor y ciencia

Primera serie de ficción de National Geographic, aunque con la colaboración de productoras con amplia experiencia en este terreno, como Fox e Imagine. A la hora de acercarse a la insigne figura del científico Albert Einstein, toma como fuente principal la completa biografía de Walter Isaacson "Einstein: su vida y su universo", autor riguroso cuya obra "Steve Jobs" también sirvió para una película sobre el creador de Apple dirigida por Danny Boyle. Aquí dirige el primer episodio Ron Howard, quien ya se sumergió en la vida de un brillante matemático a la hora de entregar la oscarizada Una mente maravillosa, y está respaldado por su socio habitual, Brian Grazer.

A la hora de narrar, sobre todo en el primer episodio, se diría que se desea jugar con los conceptos del espacio, el tiempo y la relatividad, pues todo arranca con un atentado terrorista antisemita en Berlín, y el anuncio a un Albert Einstein ya adulto de que su vida corre peligro ante un ambiente cargado de intolerancia y agresividad. Algunos pasajes en este momento temporal, que avanzan hacia adelante y hacia atrás, se conjugan con otros de un Eistein juvenil, en que su genio ya se hace notar, al igual que un ímpetu arrollador que puede irritar a padres y profesores. Sus primeros pasos en el mundo de la investigación se muestran al tiempo que vemos sus primeros episodios amorosos, en el entorno familiar, y con una estudiante serbia, Mileva Maric, inteligente y de fuerte personalidad.

Estamos ante una serie ambiciosa, muy bien ambientada, y en que se hacen presentes ciudades reconocibles, como Berlín, Zurich, París, Praga, y también zonas rurales, o los Alpes suizos. Y hay un gran esfuerzo para dar a conocer al hombre y al científico. Y no sólo eso, también el entorno en que se está produciendo un efervescente cambio en los conocimientos y usos sociales, de modo que podemos reconocer a los Curie, Pierre y Marie, Max Plank, Philip Lenard, Carl Jung, e incluso a Franz Kafka. Lo cual es encomiable, aunque a veces se puede tener la sensación de que quien mucho abarca, poco aprieta, son un poco agotadores los saltos continuos de años y localizaciones. Son las limitaciones del medio, por ejemplo, la comparación de los revolucionarios avances en la ciencia que aporta Einstein con el cuestionamiento de pretender que el matrimonio sea para toda la vida, parece cuando menos simplista.

Hay, además una descompensación entre la presencia de los elementos personales y científicos. En los primeros episodios se presta mucha atención a los primeros, incluso con insistencia en los juegos eróticos de la joven y apasionada pareja de Albert y Mileva, lo que hasta parece revelar cierto complejo de inferioridad, como si los creadores de la serie se dijeran "hemos de mostrar que los científicos no están todo el día en las nubes, también les gusta el sexo", o algo así, sino el espectador saldrá corriendo o cambiará de canal. También, curiosamente, pueden ser reiterativos algunos pasajes, Mileva frustrada, o los manejos de la madre de Einstein, por ejemplo. En cualquier caso se agradece que se preste atención a la familia de los personajes, y a las dificultades para conciliar su atención y la fidelidad con el trabajo absorbente.

A la hora de explicar las teorías científicas, se juega con lo visual, y eso engancha, pero quizá también se abusa del recurso de un Einstein que escucha algo que le dice su interlocutor, y entonces salta la chispa del genio, aun concediendo que gran parte de la genialidad de Einstein provenía de su imaginación y de hacerse preguntas todo el tiempo, frente al resto del mundo que da las cosas por sentadas. Fotográficamente hay un gran trabajo, pues se juega con los primeros planos y los objetivos cortos y grandes angulares, posiciones de cámara baja, ello de modo más o menos rompedor y coherente.

En cuanto al reparto, y visionados la mitad de los episodios, está mucho más entonado el Einstein maduro que compone el australiano Geoffrey Rush, que el del joven interpretado por el sudafricano Johnny Flynn, a veces algo envarado, aunque el actor sin duda se esfuerza.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Serie TV



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto