saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Marea humana

Marea humana

Human Flow

Sinopsis oficial

Marea humana

La crisis global de los refugiados a través de grabaciones y entrevistas en 22 países distintos: Afganistán, Bangladesh, Francia, Grecia, Alemania, Hungría, Irak, Israel, Italia, Jordania, Kenia, Líbano, Macedonia, Malasia, México, Pakistán, Palestina, Serbia, Suiza, Siria, Tailandia y Turquía. Ahí Ai Weiwei ha convivido con comunidades de inmigrantes y ha recogido sus experiencias.

Galería de imágenes

Marea humana
Marea humana

Crítica decine21.com

estrella
7
¿Qué hacemos con los refugiados?
¿Qué hacemos con los refugiados?

Sensible documental de carácter caleidoscópico a cargo del conocido artista vanguardista chino y activista política Ai Weiwei, que da cuenta de la situación de los refugiados a lo largo y ancho del mundo, recorriendo más de una veintena de países. El resultado es de gran interés humano, al tiempo que este experto en instalaciones y arquitectural, dotado de un exquisito gusto y un gran sentido visual, concede a las imágenes, casi dos horas y media de metraje, un asombroso aliento poético. Quizá el metraje sea excesivo, pero el ritmo pausado y la exhaustividad contribuyen a que el espectador se haga cargo del problema.

Las imágenes que ofrece Weiwei son muy variadas, algunas crudas, cámara en mano, tal vez tomadas con el móvil, y otras más cuidadas y hermosas, estudiadas, resultan de gran belleza los barridos con drones sobre los campos de refugiado o los planos cenitales. Uno de los muchos operadores de fotografía es Christopher Doyle, bien conocido por su trabajo codo con codo con Wong Kar Wai.

A pesar del sufrimiento de los implicados, hay algo hermoso en todas las situaciones, que vale la pena descubrir, nos viene a decir un cineasta debutante. Weiwei demuestra su sentido estético y ético al retratarse a sí mismo y a su equipo grabando, incluso descubriéndonos el artificio de unas personas que están posando, por supuesto, lo que no quita ni un ápice de verdad a lo que han vivido.

Y lo que han vivido es guerra y violencia, hambre, inclemencias del tiempo, hacinamiento en campamentos o en pequeñas embarcaciones. Ya sea en el Mediterráneo, escapando de los bombardeos de Siria e Irak, se nos muestra con objetividad y sin juzgar las calamidades que padecen personas de carne y hueso, o, al otro lado, las alambradas y muros que se levantean en las fronteras de Hungría o Macedonia, pare impedir el paso de los que aspiran llegar a la tierra prometida de Merkel en Alemania.

La película evita la demagogia fácil, no juega a ofrecer soluciones concretas. Simplemente, y no es poco, documenta una tragedia humana de proporciones colosales, busca que no nos acostumbremos a lo que está ocurriendo aquí al lado, con eslóganes vacíos en los ayuntamientos, cerrando los ojos o haciendo callo. E invita a intentarlo, en el caso de Europa manteniéndonos fieles a la tradición de acoger al perseguido que caló tras el final de la Segunda Guerra Mundial.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto