saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
La casa de papel (parte 2)

La casa de papel (parte 2)

La casa de papel

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
Tic-tac, tic-tac...
Tic-tac, tic-tac...

La primera tanda de episodios de La casa de papel terminaba en un verdadero "cliffhanger", expresión anglosajona que significa algo así como "colgados del precipicio", y que alude a una situación de máxima tensión con diversos elementos argumentales en su punto culminante, donde no se sabe muy bien por donde van a tirar las cosas. Porque la policía acaba de descubrir el refugio en una finca de Toledo donde la banda dirigida por el profesor, con alumnos que responden a nombres de ciudades -Berlín, Denver, Río, Tokio, Nairobi, Oslo, Helsinki, Moscú-, prepararon su audaz golpe a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre con toma de rehenes incluida, para resistir ahí todo el tiempo que puedan y fabricar un montón de dinero que no podrá ser rastreado. Las cosas se han complicado mucho, porque el profesor, que está en el exterior, ha interactuado demasiado con la inspectora al mando del caso, sin que ella conozca la identidad de él, hasta el punto de caer en el enamoramiento y dormir con el enemigo. Y el profesor acaba de ser detenido por el ex marido de la inspectora, también policía, por agresión a la autoridad.

La serie creada por Álex Pina sigue siendo entretenida y disfrutable, aunque también da síntomas de agotamiento, las situaciones y su enfático subrayado con música ad hoc son a ratos excesivos, justificable sólo porque se trata de parte del juego y la diversión. En los nuevos episodios se juega con la interrelación entre los personajes y elementos dramáticos, la idea del profesor de dejar lo personal fuera, resulta completamente ingenua. De todos modos, a las relaciones sentimentales que surgen, jugando con el miedo y el síndrome de Estocolmo, les falta un poco de humanidad, resultan simplistas, y a veces traídas por los pelos, véase un elemento que pone en peligro la relación padre-hijo entre Moscú y Denver. También se nota que las escenas de alcoba o de lencería están milimétricamente diseñadas para entregar lo que los impulsores de la serie creen que el espectador demanda. Y ciertas situaciones exigen la complicidad del espectador, lo del polígrafo no cuela, la verdad sea dicha.

La dificultad es que todo se complica tanto, que es difícil resolverlo bien, a gusto de todos, por ejemplo jugando con la ambigüedad, la simpatía que despiertan los ladrones, o las miserias de las víctimas o los investigadores. Pero en fin, el entretenimiento y un buen puñado de sorpresas no falta, y los actores se siguen mostrando a gusto con sus papeles. Puestos a destacar a uno, valel la pena mencionar a Pedro Alonso, como villano enfermo terminal dado a la teatralidad, su Berlín tiene fuerza y un punto socarrón muy conseguido.

Plataformas digitales
Distribuye: Netflix
Extras: Español 5.1.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Serie TV



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto