saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
La gran seducción

La gran seducción

The Grand Seduction

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

La gran seducción

Los habitantes de Tickel Cove, un pueblecito costero de Canadá se ven obligados a vivir de subsidios. Su destino puede cambiar cuando una empresa pretende instalar una pequeña fábrica, pero con una condición: que el pueblo tenga un médico residente. Los habitantes no lo ven posible, pero pronto se enteran que un joven doctor deberá pasar un mes en el pueblo. Conscientes de su única posibilidad, deciden convertir el pueblo en el lugar ideal para convertirse en el hogar del médico. Así empieza la gran seducción.

Galería de imágenes

La gran seducción
La gran seducción
La gran seducción

Crítica decine21.com

estrella
6
Doctor en Canadá
Doctor en Canadá

Remake del simpático y divertido film canadiense homónimo, dirigido en 2003 por Jean-François Pouliot. La nueva versión de La gran seducción proviene del mismo país, y presenta como única novedad a priori significativa que cambia el francés original por el inglés, reflejando a la población que habla la otra lengua oficial del estado bilingüe.

Supone el tercer trabajo como realizador de Don McKellar, prolífico actor que ha aparecido en películas de ilustres compatriotas suyos como Atom Egoyan y David Cronenberg. Se limita básicamente a copiar el modelo, aprovechando que la mayor parte del guión lo sigue al pie de la letra. El espectador que lo haya visto recordará sus divertidos gags: el billete que el protagonista se encuentra fortuitamente, los lugareños fingiendo que son apasionados del cricket, etc.

La gran seducción se sitúa en la línea de grandes filmes sobre la mentira piadosa, tejida por los habitantes de un pueblecito por una causa común, como La luna en directo, el clásico de Ealing Whisky a go go o en cierto sentido la española Bienvenido Mr. Marshall. Aporta una apología de la dignidad en el trabajo, y subraya lo poco reconfortante que puede resultar vivir de subsidios sintiéndose un poco inútil.

Aporta actores de mayor renombre que el reparto anterior, con un convincente trabajo de Brendan Gleeson y un esfuerzo del joven en alza Taylor Kitsch, protagonista de John Carter y Battleship, muy bien secundados. Pero por contra, se alarga notablemente con respecto a su predecesora, por lo que llega a resultar reiterativa en algunos momentos cómicos, y sobre todo en la vuelta de tuerca dramática donde se ven las consecuencias de la conspiración, de enorme interés, pero que aquí se vuelve un poco interminable.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine