saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
La ciudad de las estrellas (La La Land)

La ciudad de las estrellas (La La Land)

La La Land

Principales intérpretes

Premios: 0 Oscar (más 1 premio y 13 nominaciones) Ver más
Oscar
2017
Nominada a 13 premios
Ganadora de 1 premio

Sinopsis oficial

La ciudad de las estrellas (La La Land)

La película empieza como todo en Los Ángeles: en la autopista. Aquí es donde Sebastian (Ryan Gosling) conoce a Mia (Emma Stone), gracias a un desdeñoso claxon en medio de un atasco, que refleja a la perfección el estancamiento de sus respectivas vidas. Los dos están centrados en las esperanzas habituales que ofrece la ciudad. Sebastian intenta convencer a la gente en pleno siglo XXI de que les guste el jazz tradicional y Mia solo quiere acabar por una vez una prueba de casting sin que la interrumpan con un "gracias por venir". Ninguno de los dos imagina que su inesperado encuentro les va a llevar por un camino que jamás habrían podido recorrer solos.

Galería de imágenes

La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land)

Crítica decine21.com

estrella
9
Brindis a los insensatos que sueñan
Brindis a los insensatos que sueñan

Nostalgia. Añoranza del musical clásico de Hollywood. Cinemascope. Colores primarios vivos, crepusculos. Amores descubiertos y contrariados en la actualidad, a lo largo de las 4 estaciones, invierno, primavera, verano, otoño y, nuevamente, invierno. En la ciudad de las estrellas, la ciudad de Los Ángeles, en La La Land. Mia es una aspirante a actriz, que mientras llega su momento, trabaja como camarera en la cafetería de un gran estudio. Apasionado del jazz, Seb toca el teclado, y su sueño pasa por convertirse en propietario de un local donde haya sesiones en vivo, aunque a los jóvenes ahora parece que les va otra música. Coinciden casualmente en atascos, en una cafetería, en una fiesta, donde poco falta para que se tiren los trastos a la cabeza. Pero surge el amor, el inevitable flechazo, un entusiasmo que les lleva mutuamente a apoyar los respectivos sueños, aunque las cosas no son tan sencillas…

Tras arrasar en los Globos de Oro, llevándose los 7 premios a que aspiraba, todo un récord, La la land, traducida absurdamente por La ciudad de las estrellas, por una vez que estaba más que justificado mantener el título original, tiene todas las papeletas para triunfar en los Oscar. Porque es un musical como los de antes –a diferencia de títulos como Los miserables o Chicago–, con coreografías y planteamientos que hacen pensar en Vincente Minnelli, Stanley Donen, Gene Kelly, Jerome Robbins y Jacques Demy, pero con personalidad propia. Lo que se nota sobre todo en la inclusión, con gran naturalidad, del jazz, y del uso de ruidos cotidianos que enlazan con los temas musicales, como en el memorable arranque, un largo plano secuencia en una autopista de Los Ángeles, que hace pensar en filmes como West Side Story.

Damien Chazelle, director y guionista, confirma la magnifica impresión causada con Whiplash, donde también estaba presente la música, concretamente el jazz. Sorprende su sentido del ritmo, una puesta en escena majestuosa, con algunos momentos mágicos, maravillosamente coreografiados por Mandy Moore, el pasaje del planetario, y el del clímax que tiene lugar por la noche en un café, sobresalen especialmente.

La música de Justin Hurwitz es fantástica, con maravillosas canciones, algunas interpretadas por la pareja protagonista, Emma Stone y Ryan Gosling encantadores, en verdadero estado de gracia, difícil decantarse por un tema, aunque además de la muy presente “City of Stars”, está muy bien esa incursión jazzística cantada por John Legend “Start a Fire”. En el casting de Stone, uno no puede dejar de pensar que ha influido su papel en Magia a la luz de la luna de Woody Allen, que tenía una escena importante justamente en un planetario.

Llama la atención como se manejan los sentimientos agridulces y decididamente románticos, en una trama sencilla, donde hay espacio para el drama y el humor evitando las estridencias y salidas de tono, en que se habla de la importancia de tener sueños y poner medios para hacerlos realidad arriesgando, pero aceptando, también, la realidad de la vida, las sendas que acabamos escogiendo con sus consecuencias. Y el recurso a la cinefilia, ese Rebelde sin causa, esos cines de antaño que cierran, la pasión por la creatividad y el hacer aquello en que crees, en contraposición a las conversaciones triviales y vacías, en que se llena la existencia de una fantástica nada.

También te pueden interesar
  • Últimos comentarios de los lectores (3)

    2877 | Nadie_es_perfecto - 2017-02-06 03:29:14

    Qué sobrevalorada está la fría -gélida en ocasiones- La La Land. ¿Un musical? Venga, hombre.

    Gossling y Stone hacen buena pareja,sí; tienen química, lo que no tienen es voz ninguno de los dos. Pueden dar unos pasitos de baile y son monos de ver, pero ya está.

    La película comienza con un absurdo número coral en un atasco que da la impresión de ser un final made in Bollywood, pero claro, es el principio y no viene a cuento. La letra supuestamente expresa los anhelos de aquellos que quieren triunfar en LA, pero tampoco viene a cuento porque es el cominezo y no conocemos a nadie. Y ¿cómo es que nadie lleva traje? Casi estoy dispuesto a compar ropa formal en Los Angeles, a ver si me libra de los atascos de Madrid.

    El primer cuarto de película promete y luego todo se va por el desagüe. La mitad central de la película se hace larga y tediosa.

    La gelidez alcanza su culmen cuando Emma Stone comienza a contar una historia sobre fondo azul y la audición se transforma en número musical, con Emma cantando sobre fondo negro. A ver, la chica es guapa y tiene unos ojos hipnóticos, pero su limitada capacidad vocal no aguanta ese tour de force (la historia que relata tampoco viene mucho a cuento y no ayuda).

    No destripo el final, pero la cosa ya no tenía arreglo. Repito: no es un músical, aunque tiene buena banda sonora. Lo mejor: la música de jazz.

    Después de ver en un cine supuestamente bueno 'La la land' en versión original, he hecho el saludable ejercicio de refcordar 'Cantando bajo la lluvia' casi inmediatamente, esta vez en netbook con una pantalla de 9'' y unos auriculares baratillos. No hay color: me he reído de nuevo, me he asombrado de las coreografías, las canciones, de la piernas de Cyd Charisse y se me han escapado unas lagrimillas al final, junto a las de la maravillos Debbie Reynolds. Eso es un musical con profesionales, una película redonda.

    Resumen: Seis (6), No recomendar si te gusta el musical.
    2861 | Blanca - 2017-01-30 12:36:14
    Aunque no me gustan mucho las películas musicales,si que me gusta el Jazz y por eso disfrute,tambien mi película favorita es Casablanca y un poco el argumento de la película me recordaba a la historia de Humprey Bogart e Ingrid Bergman.Recomiendo ir a verla
    2845 | Luis - 2017-01-21 18:25:15
    Maravillosa película que me ha recordado los grandes musicales con un toque actual. Emma Stone y Ryan Gosling fabulosos, especialmente Emma. La música fascinante...
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE