saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
No dormirás

No dormirás

No dormirás

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

No dormirás

En un hospital siquiátrico abandonado, un grupo de teatro vanguardista experimenta con el insomnio para la preparación del montaje de una obra creada veinte años atrás por un grupo de pacientes. Con el paso de días sin dormir, alcanzan nuevos umbrales de percepción, que los enfrentan a energías e historias ocultas del lugar.

Galería de imágenes

No dormirás
No dormirás
No dormirás
No dormirás
No dormirás
No dormirás
No dormirás

Crítica decine21.com

estrella
4
Interpretación extrema
Interpretación extrema

A Bianca le es difícil compaginar su incipiente carrera como actriz con el cuidado de su padre, desequilibrado psíquicamente. Cuando éste es internado, Bianca se ve libre para participar en un reto teatral con la prestigiosa directora Alma Böhm, que trabaja con el empeño de llevar a sus actores a vivir experiencias extremas. Bianca será elegida para interpretar a la protagonista de “Insomne”, por lo que será trasladada junto al equipo artístico a un hospital psiquiátrico abandonado y deberá permanecer en vigilia durante más de cien horas, tiempo después del cual las percepciones humanas se modifican, las alucinaciones entran en juego y el sujeto empieza a vivir experiencias que le conectan con otra realidad paralela.

El uruguayo Gustavo Hernández entrega su tercer largometraje, esta vez con financiación internacional de Argentina, España y Uruguay. Como en sus dos filmes anteriores Hernández sigue insistiendo en el terror, aquí con una vertiente singular en torno al mundo de la interpretación teatral. Lo mejor de la película es la ambientación y el trabajo de la actriz argentina Eva de Dominici, con quien el espectador puede identificarse. No sorprenden por el contrario una desaprovechada Natalia de Molina y una Belén Rueda demasiado enigmática y solemne. Una lástima porque a la actriz madrileña le van muy bien este tipo de filmes, como demostró en El orfanato.

Es original a priori el planteamiento, en donde se da un giro de ciento ochenta grados al manido tema del sueño. Al contrario de lo que vemos en muchas películas, aquí para penetrar en el otro mundo hay que permanecer despierto; por el contrario, si se desea salir de la pesadilla hay que conciliar el sueño. Pero este giro hace complicada la inclusión de ciertos elementos en la historia –la aparición del mundo paralelo, la misma identidad de ese mundo, la realidad de los demás actores–, que por esa mezcolanza se torna a menudo confusa y desordenada y siempre se mueve en el filo de la navaja, hasta caer finalmente por el lado equivocado. No dormirás no acaba de funcionar entre otras cosas porque no se sabe muy bien a dónde se dirige: tan pronto es una cuestión de teatro como pasa a ser una experiencia paranormal o toma sentido la posesión del más allá, para convertirse después en una drama sentimental o en un mero espectáculo. El guión de Juma Fodde no ha calibrado bien los elementos para dar equilibrio y veracidad al conjunto y hay un abuso de detalles –el movimiento de dedos, la cajita, el broche, el disco girando, el escarabajo– que resultan cansinos y demasiado artificiosos, por no hablar del uso de la banda sonora, únicamente al servicio de unos sustos sin sentido.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE