saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Ocean's Thirteen

Ocean's Thirteen

Ocean's Thirteen

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
Golpe de honor
Golpe de honor

Danny Ocean y sus chicos están de vuelta. Y dispuestos a dar el golpe, faltaría más. La ocasión, honor de ladrones obliga, es reparar el daño ocasionado a su buen amigo Reuben, que había pactado con el todopoderoso Willie Bank llevar un super hotel y casino de lujo juntos. Bank, a pesar de pertenecer al club de “los que han dado la mano a Frank Sinatra” birla su parte del negocio a Reuben, a resultas de lo cual éste sufre un infarto que primero le pone al borde de la muerte, y luego le deprime. Como Bank no atiende a las razones de Ocean para restituir lo robado, planea un golpe tan sofisticado al menos como las medidas de seguridad que tiene el lugar. La idea es lograr que en cierto momento todos los asistentes a la preinauguración empiecen a ganar en el juego; al tiempo deben bloquear un sofisticado sistema informático que mide las emociones corporales del público, lo que hace muy, muy difícil, hacer trampas.

Después del relativo fiasco que fue Ocean's Twelve (al director le dio por incluir rarezas experimentales y bromas que sonaban a tomadura de pelo), Steven Soderbergh apuesta por un guión de hechuras clásicas –la sofisticación tecnológica asociada al robo no debería ocultar este hecho–, escrito por Brian Koppelman y David Levien, acertados fichajes para la saga. De modo que una buena vertebración de la historia, emoción trepidante y sentido del humor, y buenas escenas para todos los actores, con líneas bien escritas, acentúan la atmósfera de camaradería masculina que caracterizan a la saga. A un reparto estupendo, como es habitual, que parece habérselo pasado en grande y donde repiten casi todos (no están ni Julia Roberts ni Catherine Zeta-Jones), se suman Al Pacino, que compone a un villano que se hace odioso, y Ellen Barkin, manager del casino-hotel, que logra que no parezca que supera sobradamente los 50 añitos. Y se da alguna graciosa vuelta de tuerca, como la de convertir a Andy García en inesperado aliado del golpe. O la de traer para un cameo de postín a la célebre Oprah Winfrey, en un doble gag muy ingenioso.

Soderbergh sirve bien al guión, dando el film comercial y resultón que se espera que entregue, con buen ritmo, sin aburrir. Donde se permite alguna experimentación es en el encuadre y la planificación, y se nota su mano de gran cineasta en detalles pequeños pero que revelan talento, como en la escena en que Ocean y Rusty contaminan una habitación del hotel.

La chica

A Ellen Barkin le tocó en suerte ser la única chica de un reparto eminentemente masculino. Y, comenta, "como cualquiera puede imaginarse, fue genial. Todos se portaban maravillosamente, me cuidaban, y creo que estaban contentos de que estuviera allí". Sobre su personaje explica que "es una mujer que no se anda con tonterías, que asiente a lo que se le pide, y que lleva un vestuario agresivamente ajustado". Afirma la actriz que aceptó el papel sin leer el guión: "Jerry Weintraub (el productor) me llamó por teléfono y me dijo, '¿te gustaría ser la chica de Ocean's Thirteen?' Y contesté, aquí estoy, adelante. Y luego lo leí". Tal gesto de confianza en Weintraub no debería sorprender: "Jerry me eligió para Diner. Me fío mucho de él, ha supuesto muchas cosas buenas para mí en los últimos 25 años".

¡Qué malo más bueno!
¡Qué malo más bueno!

Al Pacino trabajó duro para hacer de su villano alguien memorable. Explica que "es un tipo que responde al patrón de megalomaníaco. Todo se reduce a su trabajo; todo es su hotel, hasta el punto de que le ciega con respecto a todo lo demás que ocurre a su alrededor. Así que, eventualmente, eso es una pista de lo que acabará destruyéndole. Me gusta interpretar a alguien que se ciega a sí mismo. Es divertido. A su manera, prepara el 'sobre' de su propia destrucción. Casi ve su destino, y baila locamente con él. Steven (Soderbergh) hablamos de un personaje que es, a la vez, cercano al 'clown', pero también con un poder formidable. Ésa era la idea del juego".

Razones de un robo

Soderbergh decidió dar al golpe unas motivaciones especiales: "Siempre he mantenido la idea de que estos tíos son ladrones y estafadores, pero el dinero no es lo único que les mueve. Aquí les impulsa la amistad y la venganza. El principio del 'uno para todos y todos para uno' les dicta que al ser uno de ellos estafado, lo han sido todos".

DVD
Distribuye: Warner
Extras: Español e inglés 5.1. Documentales. Escenas eliminadas.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto