saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Welcome to New York

Welcome to New York

Welcome to New York

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Welcome to New York

El señor Devereaux es un hombre poderoso. Un hombre que maneja miles de millones de dólares cada día. Un hombre que controla el destino económico de muchos países. Un hombre llevado por un frenético y desbocado ansia sexual. Un hombre que soñó con salvar el mundo, pero que no puede salvarse a sí mismo. Un hombre asustado. Un hombre perdido. Esta es la historia de su caída.

Galería de imágenes

Welcome to New York
Welcome to New York
Welcome to New York
Welcome to New York
Welcome to New York
Welcome to New York
Welcome to New York
Welcome to New York

Crítica decine21.com

estrella
2
Strauss-Kahn según Ferrara
Strauss-Kahn según Ferrara

El señor Devereaux es un hombre poderoso, ocupa un importante cargo político y maneja la economía en las altas esferas de la política internacional. Pero Devereaux es un esclavo de su ímpetu sexual, adicto compulsivo. Un día ataca a una trabajadora de un hotel en Nueva York y es acusado de violación.

Abel Ferrara (Teniente corrupto) siempre ha sido un director controvertido, con gusto por llevar las cosas al límite y tendencia a escandalizar. Este film va en esa línea. Recrear el conocido "affaire" real de Dominique Strauss-Kahn (acusado de agresión sexual cuando era director del Fondo Monetario Internacional) podría haberse enfocado de muchos modos, pero desde luego el que elige Ferrara es fallido. Y no es solamente lo que se inventa o deja de inventarse, sino que la figura que hace de él es simplemente ridícula, tan extrema y escasa de humanidad que deja de ser creíble. El guión es de un ramplón que asusta (o produce risa, que es peor), el personaje es un chiste y el conjunto acaba por aburrir al más pintado. La película podría dividirse en tres partes: durante la primera media hora asistimos a las continuas y explícitas orgías del protagonista, las andanzas de un sexoadicto tremendamente animalesco. En este punto, el enorme y lipídico físico de Gérard Depardieu se presta mucho a alejarse de los seres racionales y hasta emite sonidos que bien podrían provenir de un oso. Luego asistimos a la rutinaria cadena policiaca a la que se ve sometido Devereaux tras ser detenido por violación. Por último, los encuentros con su mujer Simone (hay esfuerzo y oficio en el trabajo de Jacqueline Bisset) se concretan en diálogos de escaso interés en que ambos se reprochan la situación en la que han caído porque les impedirá llegar a lo más alto de la política francesa.

No hay nada más en esta especie de ataque al mundo de la alta política internacional en la persona del que fue director del FMI. Ferrara entrega una película simplona, absolutamente prescindible, muy indecente en lo visual e intrascendente en cuanto a cualquier planteamiento de fondo.

Plataformas digitales
Distribuye: Vértigo
Extras:
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto