saltar al contenido principal

Alicia Vikander ha roto por fin una maldición que venía de los tiempos de Molière, pues iba vestida de amarillo (el color que evitan todos los actores del mundo), y aún así se ha hecho con el Oscar a la mejor secundaria, por su trabajo en "La chica danesa".

Foto: AMPAS

La intérprete de 27 años no era nadie en Hollywood como quien dice, hasta ayer por la tarde. En La chica danesa se mete en la piel de un personaje real, Gerda Wegener, esposa de Einar Wegener (Eddie Redmayne), pintor que en los años 20 decide transformarse en una mujer.

"El premio es un reconocimiento a la película, y a toda la gente detrás de ella, así que me siento muy honrada de ser parte de ella", explicó la actriz en sueco, pues se ve que por los nervios le costaba expresarse en inglés. "No sabía ni siquiera que una extranjera pudiera ganar el Oscar. Pero lo bueno de este premio sería poder seguir trabajando, que es lo importante".

Por otra parte, parece haber disfrutado de la experiencia de acudir a la noche de los Oscar. "Yo normalmente voy en vaqueros", dijo. "Y como sólo había ido a un par de bodas más arreglada, me ha costado llevar un vestido como el que tengo ahora. Pero ha sido gratificante saber cómo se viste una auténtica obra de arte. No sé cuántas horas se habrán invertido en coserlo".

La novia de Michael Fassbender aprovechó la coyuntura para animar a la juventud. "Al parecer se pueden cumplir muchos sueños, así que animo a las chicas a que sean constantes y sigan adelante".

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto