saltar al contenido principal

El duplicado de un sobre juega una mala pasada

Los últimos minutos de la fantástica gala de los Oscar cambiaron todo el argumento de la “película”, como sugería bromeando M. Night Shyamalan. ¿Cómo es posible que se diera como ganadora erradamente a “La La Land” en vez de a “Moonlight”?

 

Los amigos de las conspiraciones dirán que está detrás el presidente Trump o sus amigos los rusos. ¿Se puede hackear un sobre?

Pero parece ser que la explicación de la equivocación fatal, que unió a Warren Beatty y Faye Dunaway en el 50 aniversario de Bonnie & Clyde, a la hora de pronunciar el título de film ganador del Oscar a la mejor película es bastante simple. Tan simple que no sabemos si el gran público se la creerá.

Parece ser que de cada categoría, para evitar que se pierdan, la empresa encargada de auditar los votos de los Oscar, PwC, lleva dos copias del sobre lacrado que luego se abre en el escenario. Y “alguien” dio a Warren Beatty la segunda copia del correspondiente a mejor actriz, que acababa de ganar Emma Stone por La La Land.

El caso es que el pobre Beatty, después de largar un speech sobre la diversidad y universalidad del cine –un modo indirecto de meterse con Trump–, abrió el sobre y se encontró algo muy raro: el nombre de Emma Stone, con la película La La Land. El hombre vaciló, sin saber muy bien qué hacer, se produjo un momento de suspense, que todos creíamos que él mismo deseaba crear, aunque todo daba una extraña sensación. El cineasta, que ya se ve que no maneja muy bien los tiempos del directo, cedió el sobre a su compañera Dunaway, que no lo hizo mejor y sí se atrevió a anunciar el nombre de la presunta y falsa ganadora a mejor película, La La Land.

Algunos miembros del equipo de PwC tuvieron que irrumpir en el escenario en plenos discursos de agradecimiento de los productores de La La Land, y entre unos y otros deshicieron el bochornoso entuerto, con Beatty y el presentador de la gala Jimmy Kimmel haciendo lo que podía. “Esto no es una broma”, dijo el productor Jordan Horowitz. Y así quedó la cosa, con Moonlight como nueva e inesperada ganadora.

Curiosamente, lo que mejor vendría en estos momentos a los organizadores, tal vez, es que el presidente Donald Trump se tomara la cosa a guasa en Twitter, para desviar la atención. Pero al menos por el momento guarda silencio. Lo que tal vez demuestra que sabe morder la lengua –o el dedo– más de lo que suponíamos.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE