Oscar 2017

El fiasco final ha oscurecido prácticamente cualquier otra información sobre la gala de los Oscar. Sin embargo, han tenido cierto eco, al menos en Estados Unidos, los turistas asombrados que se pasearon con las estrellas en el auditorio, y que supuestamente no sabían que eso iba a ocurrir.

Dados los tiempos que corren, donde no se puede bromear con casi nada, los comentarios ‘graciosetes’ del presentador, Jimmy Kimmel, a la turista coreana han levantado ampollas.

–Hola, ¿cómo estás? ¿Cuál es tu nombre? –preguntó el maestro de ceremonias.

–Me llamo Yulree –contestó ella.

–¿Qué? ¿Tu nombre es Yulree?

–Sí, rima con ‘joyería’ (‘jewelry’ en inglés).

–Ah, si rima con ‘joyería’ está claro que debe ser un nombre –explicó sarcásticamente Kimmel, que a continuación se dirigió al marido de la muchacha (ambos regresaban en ese momento de su luna de miel)–. ¿Y tú cómo te llamas?

–Mi nombre es Patrick.

–¿Ves? ¡Eso sí que es un nombre!

Phil Yu, bloguero cultural, acusó a Jimmy Kimmel de racismo en Angry Asian Man, su web. Numerosos internautas secundaron sus protestas.

Ahora, la propia Yulree opina sobre la controversia en Variety. “Soy el tipo de persona a la que le gusta comprender todas las perspectivas”, explica. “Ya sea la de Jimmy Kimmel, la de su equipo, o la de los activistas asiático americanos”.

La coreana-americana se sorprende bastante de lo que se está diciendo. “No me he planteado si quiso o no ser ofensivo. Pero las reacciones reflejan lo tensa que está nuestra sociedad ahora. Lo polítizado que está todo”. Al menos, se lo toma de forma positiva. “Estoy muy contenta de haber podido pronunciar mi nombre ante millones de espectadores porque cada día la gente se equivoca”, agregó. “Debemos estar orgullosos de nuestros antecedentes y nombres únicos”.

Encabezaba la comitiva de los turistas Gary Alan Coe, con sudadera de Hollywood y gorra de béisbol, que se hizo una foto con Mahersala Ali, y al que ‘casó’ en directo Denzel Washington, actor favorito de su novia, Vickie Vides. El presentador, Jimmy Kimmel, le comentó “me parece que estás pasando de las estrellas blancas”. Ahora, se ha sabido que salió de la cárcel tres días antes de la gala. Había cumplido 20 años de condena por diversos delitos, entre ellos un asalto sexual a una adolescente.

Por esta razón, se ha desatado cierta polémica en redes sociales, a pesar de que habiendo sido escogidos al azar, se supone que el honor de participar en los Oscar le podía haber correspondido a cualquiera. Kimmel decidió prescindir de la participación de Coe en su programa televisivo. Y eso que tras un oscurísimo pasado, parece estar completamente rehabilitado. “Hoy mi hijo me ha dicho que está orgulloso de mí, y casi se me saltan las lágrimas”, ha comentado en una entrevista.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti