saltar al contenido principal

Ninguna gran estrella de Hollywood prescinde de la figura del publicista, que le promociona y le representa cuando quieren contratarle.

Por eso Gary Alan Coe, uno de los turistas que se pasearon por la gala de los Oscar, se ha apresurado a anunciar, según recoge The Hollywood Reporter, que ya tiene representante, como el mismísimo Tom Cruise. Por ahora tiene la agenda ocupada, pues concede entrevistas a mansalva, ha aparecido en el show de Jimmy Kimmel, presentador de la gala, y prepara un libro.

Tras convertirse en el turista que mejor cayó entre los espectadores del evento, por su inusitada simpatía, Coe provocó cierta conmoción en Estados Unidos cuando salió a la luz que en el momento en que subió a un autobús que realia un tour por Hollywood, donde fue reclutado por sorpresa por miembros del equipo de producción de los Oscar, acababa de salir de prisión. Había cumplido 20 años por diversos cargos de robo, y uno por intento de agresión sexual. Ahora, trata de rehabilitarse con su nueva pareja, y se ha convertido en una celebridad, pues le piden hacerse fotos por la calle.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE