saltar al contenido principal

A pesar del error garrafal de la ceremonia de los Oscar, donde se le entregó a “La La Land” el Oscar que en realidad iba destinado a “Moonlight”, la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas acaba de decidir que volverá a contar para custodiar los resultados con la auditora Pricewaterhouse (PwC) el próximo año.

La junta directiva de la institución, formada por 54 miembros, se reunió durante seis horas la noche del miércoles con el presidente de PwC, Tim Ryan, para tratar los sucesos de la ceremonia en febrero. Se debatió si continuaba la fructífera asociación entre ambas entidades, que se remontan a 1934. Ryan se disculpó por el “error humano” cometido por Brian Cullinan y Martha Ruiz.

La Academia decidió finalmente que mantenía la confianza en PwC adoptando algunos cambios y nuevos protocolos de seguridad. A partir de ahora, los consultores encargados de los sobres tendrán que entregar sus dispositivos móviles antes de entrar al recinto de la gala, pues todo indica que Cullinan compartía fotos del evento en redes sociales, lo que fue uno de los detonantes del fiasco. Además, contarán a partir de ahora con un tercer auditor, que conozca a los premiados, y se encargue de dar una respuesta más rápida en caso de algún problema. Sigue resultando sorprendente que ni Cullinan ni Ruiz dijeran nada, y fueran los productores de La La Land quienes se dieron cuenta por la tarjeta de que algo iba mal.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE