saltar al contenido principal

Después de que Gary Oldman se alzase con el Oscar al mejor actor por “El instante más oscuro”, su ex esposa, Donya Fiorentino reprocha a la Academia ‘premiar a dos maltratadores’.

Se refiere al jugador de baloncesto Kobe Bryant, arrestado por agresión sexual en 2003, que ha ganado en la categoría de cortometraje de animación por Dear Basketball, y sobre todo a su ex marido, al que acusó de haberla golpeado durante una discusión años atrás, en plena etapa negra del actor, que se ha arrepentido públicamente de su adicción al alcohol. “No hay excusa para mi comportamiento”, llegó a reconocer. Además, tras el divorcio de Fiorentino, el intérprete se quedó con la custodia de los hijos porque la madre abusaba de las drogas.

Rápidamente ha salido a defender a Gary Oldman su hijo, Gulliver Oldman, que cumpla a los malos periodistas de explotar la noticia, aprovechando la fama de su padre, en una carta abierta que ha divulgado entre los medios. “Ha sido problemático y doloroso ver que estas tres falsas acusaciones contra mi padre vuelven a ser escritas, especialmente cuando esto se aclaró hace años”, comenta el joven. “A mis ojos es despreciable que los llamados “periodistas” encuentren una oportunidad para perpetuar la mentira. He crecido en el mundo en el que estamos acostumbrados ahora, en el que se es culpable hasta probar la inocencia. Yo estaba ahí en el momento del “incidente”, así que me gustaría dejar esto realmente en claro: no sucedió. Cualquiera que diga que sí pasó, está mintiendo”.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE