saltar al contenido principal

El guionista de la serie se defiende en un artículo en “Vanity Fair”

“Por trece razones” se ha convertido en el gran fenómeno seriéfilo de las últimas semanas. En principio, la serie de Netflix en torno a Hannah Baker, adolescente que antes de suicidarse envía trece cintas de cassette a otras tantas personas, a las que culpa de su muerte, tiene valores positivos, pues denuncia el bullying y la violencia sexual.

Sin embargo han salido a la palestra opiniones en contra de la ficción, de expertos como Kristen Douglas, responsable de la asociación australiana Headspace, que considera que “expone a los espectadores al riesgo de suicidio” porque trata el tema de forma “nociva”. Esto “puede llevar a muchos adolescentes a pensar que acabar con su vida es la solución a sus problemas”. También ha tenido una enorme difusión un post en redes sociales de una joven de Chicago, que afirma que esta producción de Selena Gómez para Netflix “refuerza la idea del suicidio como única salida al acoso escolar”. Por su parte, Shannon Purser, actriz de Stranger Things, otro de los grandes éxitos de la plataforma de ‘streaming’ desaconseja el visionado “a quienes piensen en el suicidio”.

Más recientemente, Jaelea Skehan, responsable de la asociación Mindfrane, ha escrito el texto “Seis razones por las que me preocupa una serie de televisión”, donde critica que la serie muestre de forma explícita, la escena en la que la protagonista se quita la vida, pues “se podría estar dando una idea romántica del suicidio”. Sus palabras han tenido tanta relevancia que el propio guionista del capítulo en cuestión, Nic Sheff, que ha adaptado una novela de Jay Asher, se ha defendido en una columna, como firma invitada, en Vanity Fair.

Sheff, que sabe de lo que habla, pues su vida está marcada por un trágico intento de suicidio, afirma que mantuvo muchas discusiones con Selena Gómez, y el resto de productores, y responsables de Netflix, sobre si se mostraría o no la muerte del personaje. “Basado en mi propia experiencia, me pareció una oportunidad de mostrar la realidad del suicidio”, explica. “Me parece que lo más irresponsable que hubiéramos podido haber hecho sería no mostrar la muerte en absoluto”.

Afirma que en Alcohólicos Anónimos no animan a quienes tratan de desengancharse de la bebida a no pensar en su problema, sino todo lo contrario. “Se les insta a revivir en detalle la secuencia exacta de los acontecimientos para saber reconocer cuándo están a punto de recaer”, comenta. “Lo mismo sucede con el suicidio, se debe ver que el suicidio no es un alivio en absoluto, sino un horror, agonizante y terrible”.

“Cuando se trata de suicidio, creo que el mensaje debe ser enfrentarse a estos temas, hablar de ellos, ser abiertos, siempre será nuestra mejor defensa contra perder otra vida”, concluye el artículo.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto