saltar al contenido principal

La lucha por la Palma de Oro ha comenzado

Cuando escribo estas líneas el contador de tiempo de la página oficial del Festival de Cannes indica que faltan menos de dos horas para el arranque oficial, y descontando tiempo. Desde hoy y hasta el próximo 28 de mayo una veintena de películas disputarán por la Palma de Oro ante la mirada atenta de un jurado presidido por el español Pedro Almodóvar.

Se trata de la única presencia hispana en la sección oficial competitiva, la un jurado de prestigio, Pedro Almodóvar, el cineasta manchego que el año pasado, sí, traía película a concurso, Julieta, ahora le toca estar al otro lado de la barrera. El Festival de Cannes llega este año con un poquito de retraso, sin duda que han influido las recientes elecciones presidenciales francesas, que han puesto en el Palacio del Elíseo al joven centrista Emmanuelle Macron.

Cine europeo, cine estadounidense, cine del lejano Oriente. Nada de Iberoamérica, nada de África u Oriente Medio, es lo que hay. Todo con un cartel protagonizado por la estupenda Claudia Cardinale. En cualquier caso hay títulos de los que se espera mucho, demos un rápido repaso de los títulos que podrán verse en un Cannes donde las medidas de seguridad son extremas, Francia ha sido objetivo de los ataques terroristas con demasiada frecuencia en los últimos tiempos.

cannesdianePor cierto que el terrorismo está presente en la trama de uno de los filmes en competición, del turco afincado en Alemania Fatih Akin, se trata de In the Fade, donde una víctima de un atentado, Diane Kruger, que ha perdido a su familia, idea su venganza.

Y en esta línea vengativa, la directora británica Lynne Ramsay también cuenta una historia turbia y dramática en You Were Never Really Here, la pesadilla de un senador cuya hija desaparece sin dejar rastro, y que es buscada por un tipo con muchas heridas emocionales, Joaquin Phoenix.

Polémica Netflix

Antes de arrancar el festival, ha surgido la polémica por dos películas seleccionadas, y que están producidas por Netflix, plataforma de streaming que no tiene intención de estrenar esos filmes en salas francesas. ¿No debe verse el cine en los cines, o esto sólo cuenta para el festival? Los títulos a los que toca la polémica son The Meyerowitz Stories (New and Selected), del estadounidense Noah Baumbach, de la que hay muy escasa información más allá de que es una historia intergeneracional, y Okja, del coreano Bong Joon-ho, que rueda en inglés una historia con un peculiar animal.

Europa, Europa

canneshappyendSólo uno de los competidores, el austríaco Michael Haneke, ha ganado previamente la Palma de Oro, y tal vez el título de su nuevo film Happy End, pueda ser premonitorio de un nuevo máximo galardón, aunque conviene recordar que el cineasta a veces es irónico en sus títulos. Mientras, el griego Yorgos Lanthimos presenta en inglés una de sus habituales tramas insanas, The Killing of a Sacred Deer, en que un cirujano y familia ven cómo un adolescente comienza a inmiscuirse en sus vidas de un modo muy incómodo.

Hay expectación por lo que puede ofrecer el húngaro Kornél Mundruczó con una extraña historia de un tipo que puede levitar en La luna de Júpiter, pues la perruna White God puso el listón muy alto. También se aguarda con interés The Square, historia de furia a cargo del sueco Ruben Östlund, que nos puso con el corazón en un puño al contar una tragedia en una estación de esquí en Fuerza mayor.

El ruso Andrei Zvyagintsev ya ganó en Cannes un premio al mejor guión por la poderosa Leviatán, y ahora presenta todo un drama en Loveless, donde un matrimonio en proceso de divorcio, poco atento a su hijo de doce años, va a tener que prestarle una inesperada atención. También transcurre por territorio ruso A Gentle Creature, de Sergei Loznitsa, donde una mujer quiere saber por qué le han devuelto un paquete enviado a su marido encarcelado.

Oh, la grandeur de la France

cannesredoutableFrancia se encuentra bien representada. Michel Hazanavicius presenta Le redoutable, y sustituye su cinefilia de las películas mudas de The Artist por la de la nouvelle vague, pues su nuevo film se sitúa durante el rodaje de una película mítica de Jean-Luc Godard. También ofrece una historia real Jacques Doillon, que sigue en Rodin los amores entre el escultor y Camille Claudel. François Ozon, al fin ha logrado que Cannes le considere habitualmente para competir, y aquí lo hace con una de sus trama retorcidas, El doble amante habla de la relación que surge entre una mujer y su terapeuta. Robin Campillo, conocido como guionista de Laurent Cantet, cuenta una historia en torno al activismo para combatir el sida en 120 battlements par minute.

Por si fuera poco, Francia inaugura el Festival con un título fuera de concurso, Les fantômes d’Ismaël, otra película ambientada en el mundo del cine –al Séptimo Arte le encanta mirarse al ombligo–, servida por Arnaud Desplechin.

Americanos, os saludamos con alegría

seduccionSofia Coppola es de las pocas mujeres directoras presentes en Cannes. Presenta La seducción, cinta que transcurre durante la guerra de secesión, adapta una novela que abordó Don Siegel con Clint Eastwood al principio de los 70, las comparaciones serán inevitables. Todd Haynes también adapta novela en Wonderstruck, siguiendo los pasos de Martin Scorsese, que se basó en Brian Selznick para la cinta familiar La invención de Hugo, y de nuevo este autor con apellido muy de cine es adaptado para la pantalla con chavales protagonistas y su parte de intriga. Y otros estadounidenses, los hermanos Safdie, están detrás de Good Time, sobre un atraco que sale mal, y los intentos de liberar de prisión a uno de los ejecutores, que fue atrapado por la policía.

Y finalmente, lo que queda del lejano Oriente. Otra cinta corena, de Hong Sang-Soo, quien compite por tercera vez en Cannes, es The Day After (Geu-Hu), una historia de amores y desamores. Mientras que de Japón, de la mano de la directora Naomi Kawase, llega la radiante Hikari, cine dentro del cine, sigue a una profesional de la audiodescripción de películas, y sus altibajos amorosos.

Y en español, ¿qué?

Pues ya hemos dicho que poco. Pero en fin, digamos que el mexicano Alejandro González Iñárritu presenta una instalación de realidad virtual, el corto de siete minutos Carne y arena (Virtually Present, Physically Invisible), que no sabemos lo que dará de sí.

Y Argentina, en Un Certain Regard, tiene cierta presencia gracias a La cordillera, de Santiago Mitre, con Ricardo Darín de presidente de la nación, y La novia del desierto, de Cecilia Atán y Valeria Pivato.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto