saltar al contenido principal

"The Disaster Artist" gana el premio gordo, y el cine argentino hace triplete

El jurado presidido por John Malkovich premia estadounidense que es un canto a la pasión por hacer cine.

Suele ocurrir una cosa a los que nos dedicamos al cine: nos encanta el cine. Natural. Y existe una especie de subgénero de películas que suelen definirse como "cine dentro del cine", donde se describen las tribulaciones de los artistas a la hora de llevar a buen término su trabajo. A veces son dramas tremendos, otras veces siguen la veta de la comedia. Pueden ser historias imaginadas o basadas en hechos reales.

La ganadora de la Concha de Oro, The Disaster Artist, parte de hechos auténticos, un director de esos que, al estilo Ed Wood, son definidos como el peor de la historia, o que han hecho el mayor bodrio de todos los tiempos. Lo que permite situaciones humorísticas muy divertidas. Pero a la vez, se atrapa la pasión por el oficio, la ilusión por convertir en celuloide –ahora también en soporte digital– esas historias que bullen en el espíritu de uno, quien considera que deben ser contadas y conocidas por el público. Lo patético y risible reviste cierta grandeza, que merece ser destacada, hasta con alguien con tan poco talento como Tommy Wiseau, director de The Room.

El actor James Franco es el responsable de este film, bien llevado, donde también él es protagonista junto a su hermano Dave. La Concha ganada resulta totalmente razonable, aunque podía haber ido a parar a otros títulos con méritos no tan distantes. Y aunque el tono de la película de Tim Burton es diferente, un aura de romanticismo envuelve Ed Wood, lo cierto es que son inevitables las comparaciones, y la película citada es indudablemente mejor.

Sobre el premio a la fotografía, no se puede poner ningún pero. Las imágenes en blanco y negro de El capitán son subyugantes, y sirven para pintar un mundo de picaresca terrible en el ejército alemán, cuando la Segunda Guerra Mundial está a punto de terminar, un desertor que por un golpe de suerte se convierte en alguien con voz y mando, puede ser peor que los oficiales a los que ha servido, perder cualquier mínimo sentido moral. Florian Ballhaus hace un trabajo maravilloso en esta película desesperanzada.

Llama la atención el triplete alcanzado por las dos películas argentinas a concurso, historias de mujeres que sin duda han contado con el respaldo de dos féminas de esta nacionalidad, componentes del jurado, Dolores Fonzi y Paula Vaccaro. Parece excesivo el premio al mejor guión para Una especie de familia, cuyo mayor mérito en el libreto sería venir a decir que los sufrimientos de dos mujeres, una de buena posición, la otra en la miseria, pueden ser comparables, cuando se trata de su maternidad.

En cuanto a Alanis, pienso que debería haberse conformado con el reconocimiento a su actriz principal Sofía Gala Castiglione, muy natural en su papel protagonista, pero parece que ha pesado la idea de recompensar por primera vez a una directora en la sección oficial, así que también ha habido reconocimiento para Anahí Berneri. No es un disparate reconocer su tarea de realización a la hora de seguir las tribulaciones de una prostituta joven, madre de un bebé, desalojado temporalmente de su casa. Pero si se trataba de reconocer una historia con autenticidad que remite al neorrealismo, habría sido más justo acordarse de La vida y nada más, olvidada en el reparto de premio.

Bogdan Dumitrache hace un gran trabajo actoral en Pororoca, su composición de la caída en el abismo de un padre de familia, después de la desaparición de su hijita pequeña en un parque, transpira autenticidad por todos sus poros. Un premio justo, aunque quede la sensación de que la película merecía un premio mayor. Aunque, como he señalado, el problema de final le resta toda la fuerza que exhibe a lo largo de más de dos horas, era difícil coronar con la brillantez necesaria.

Finalmente, la única película española en el palmarés del jurado oficial habla euskera. Handia, la historia del gigante de Altza, es una película esforzada de Jon Garaño y Aitor Arregi, pero no resiste la comparación con Loreak, que compitió en San Sebastián hace tres años y se quedó sin premios. Interesa el drama de este hombre de descomunal tamaño, y el cuadro de un País Vasco pobre, donde una familia hace lo que puede para salir adelante. Pero le falta gancho a la relación fraterna, hay cierta arritmia en la narración.

En cuanto a otros premios fuera de los oficiales, decir que el público, y más uno tan exigente como el que frecuenta este festival, no suele equivocarse. Y los premios populares obtenidos por Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri y Custodia compartida son más que justos.

Lista de premios

Concha de Oro a la mejor película

The Disaster Artist (James Franco, EE.UU.)

Concha de Plata a la mejor dirección

Anahí Berneri, por Alanis (Argentina)

Concha de Plata al mejor actor

Bogdan Dumitrache, por Pororoca (Constantin Popescu, Rumanía)

Concha de Plata a la mejor actriz

Sofía Gala Castiglione, por Alanis (Anahí Berneri, Argentina)

Premio Especial del Jurado

Handia (Jon Garaño y Aitor Arregi, España)

Premio del Jurado al mejor guión

Diego Lerman y María Meira, por Una especie de familia (Diego Lerman, Argenina-Brasil-Polonia-Francia)

Premio del Jurado a la mejor fotografía

Florian Ballhaus, por El capitán (Robert Schwentke, Alemania-Polonia)

 

Otros Premios fuera de la sección oficial

Premio del Público

Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri (Martin McDonagh, Reino Unido-EE.UU.)

Premio del Público a la mejor película europea

Custodia compartida (Xavier Legrand, Francia)

Premio de la Juventud

Matar a Jesús (Laura Mora, Colombia-Argentina)

Mejor película en Nuevos Realizadores

La mujer que sabía leer (Marine Francen, Francia)

Mejor película en Horizontes Latinos

Los perros (Marcela Said, Chile-Francia)

Mejor película en Zabaltegi

Braguino (Clément Cogitore, Francia)

Premio Irizar al cine vasco

Handia (Jon Garaño y Aitor Arregi, España)

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto