saltar al contenido principal

Saben a decepción los tres recibidos por “La forma del agua”

“La forma del agua” está considerada la favorita para los Oscar por los analistas, pero “Tres anuncios en las afueras” se ha anotado un tanto al convertirse en la gran ganadora de los BAFTA, galardones de la Academia Británica.

La historia de una madre que reclama con unos letreros publicitarios justicia para su hija asesinada recibe cinco galardones, entre ellos película, largometraje británico, actriz protagonista (Frances McDormand), actor de reparto (Sam Rockwell) y guión original.

Por el contrario el relato de la limpiadora que vive un idilio con un monstruo en unas instalaciones del gobierno en los años 60 se ha llevado un premio gordo, el relativo a la mejor dirección, para Guillermo del Toro, y otros dos de carácter técnico, música y diseño de producción. Saben a poco teniendo en cuenta que partía con 12 candidaturas. En su discurso, el mexicano ha recordado a Mary Shelley, autora de “Frankenstein”. “Es como si fuera de mi familia, cuando pensaba en abandonar, cuando me decían que las películas con las que soñaba eran imposibles, pensaba en ella”.

No hubo sorpresas en la categoría de actor protagonista, pues si ya tiene tirón para los Oscar, aún tiene más jugando en casa el británico Gary Oldman interpretando al Primer Ministro más querido de la historia del país, Winston Churchill, en El instante más oscuro. “En esos oscuros e inciertos días de 1940, él tomó el camino del honor, de la integridad y la libertad para esta nación y para el mundo, así pues gracias, Sir Winston”, declaró el actor. Tampoco sorprende que la actriz secundaria fuese Allison Janney, por su rol de madre de la protagonista en Yo, Tonya. El thriller coreano La doncella, de Park Chan-wook, triunfó como película de habla no inglesa. Coco como film de animación. Como estaba previsto, Ridley Scott recibió el premio de honor.

Al igual que los Globos de Oro, la ceremonia se convirtió en un nuevo alegato contra el sexismo, pues las asistentes también acudieron vestidas de negro, con alguna excepción, como la propia Frances McDormand, que incluso ‘pidió perdón’ al recibir su distinción como mejor actriz. “Siempre he tenido problemas para acatar las reglas, pero quiero expresar la solidaridad hacia mis hermanas”. También se desmarcó Kate Middleton, que acudió con el príncipe William, pues la familia real no toma partido en protestas públicas, sean del tipo que sean. Coincidiendo con el acto, unas 200 mujeres de la industria del cine, entre ellas actrices como Keira Knightley y Emma Thompson, firmaron una tribuna en "The Observer", pidiendo la creación de un fondo para apoyar las denuncias por acoso.

La actriz Joanna Lumley ejerció como maestra de ceremonias, en sustitución de Stephen Fry, que llevaba ejerciendo esta labor cinco años consecutivos, y que lo ha hecho en doce ocasiones en total.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE